Seguidores

sábado, 30 de marzo de 2013

YO TENIA UN MERENDERO..... POTAJE DE PUERROS Y GAMBAS

Querida madre: Hoy tengo algo importante que contarte. ¿Recuerdas el merendero donde tantos buenos ratos hemos pasado juntas?
 
Aquél merendero madre…
Y recuerdo cuando yo, aprovechando que Anthony se iba a su trabajo, les decía a los albañiles: Prolonguen la fachada, dejen un hueco más para poner otra ventana, alarguen el porche…
Cuando Anthony volvía a casa y veía todo aquello que en nada se parecía a los planos que él había hecho, ya teníamos tema de discusión. Pero Anthony siempre tan complaciente conmigo…
Al final, lo que iba a ser una especie de almacén, quedó transformado en un precioso merendero: un salón grande, una cocina al fondo y un cuarto de baño a la derecha. También tenía un porche y una barbacoa.

En el salón teníamos una chimenea de leños que lo caldeaba todo.

Tú, madre mía, sabes bien lo felices que hemos sido allí cuando nos reuníamos todos.
Pero al igual que mi piel se va arrugando con el paso de los años, las paredes de aquél merendero se empezaron a agrietar.
El seto mal cuidado de nuestro vecino, que dejó sin cortar y se transformó en árboles enormes, empujó con sus fuertes raíces los cimientos de nuestra pequeña casita y, poco a poco, el suelo se fue agrietando y levantando.
Sabíamos que había que tirarlo, también estaba de acuerdo en que volveríamos a hacer otro nuevo, pero hoy, al enterarme que una pala embistió mi pequeña construcción, siento que con ella se me fue un trocito de mi corazón.
 

Aquellas paredes madre
Que con ilusión forjé
Encierran recuerdos tiernos
De aquello que tanto amé.
El eco de tus halagos
Al premiarme cuanto hacía
El abrazo siempre tierno
Y aquél beso en la mejilla
Que Anthony me daba siempre
Cuando estaba en la cocina.
También los tabiques guardan
Las risas de los encuentros
La felicidad que juntos
Tuvimos en otros tiempos.
Y la energía de amores
También se quedó grabada
En las paredes calladas
De aquél merendero nuestro.
Ellas fueron, hasta ayer
Fieles testigos del tiempo
Tiempo que quedó ya atrás
Y hoy se transformó en recuerdo.

 
Hay días que me hago la misma pregunta: ¿Encontraré sitio para guardar tantos recuerdos?

Y para esos días que, siguiendo la tradición, no se come carne, he preparado un potaje de puerros y gambas.

INGREDIENTES: Medio kilo de garbanzos remojados el día anterior, 700g de gambas, 500g de espinacas, 3 puerros, dos zanahorias, unos dientes de ajo, dos rebanadas de pan del día anterior, dos huevos cocidos, un ramillete de perejil, un tomate, una hoja de laurel, aceite, sal y pimentón dulce (opcional).
 
 

PREPARACION:

1-  Escurrir los garbanzos, echarlos en una olla, encima picar un puerro, las dos zanahorias, tres dientes de ajo y el tomate. Añadir la hoja de laurel, el ramillete de perejil, un hilo de aceite, sal y cubrir de agua. Cerrar la olla y dejar hervir de 15 a 20 minutos (dependerá de la olla que se tenga).
 
 

2-  Mientras, poner una cazuela sobre el fuego con cinco cucharadas de aceite, picar dos puerros y dejar que se vayan pochando lentamente, Retirar y reservar.
 
 

3-   Cuando los garbanzos están cocidos, retirar el perejil y añadir las espinacas, bajarán enseguida al contacto con el calor.
 
 

4-  En el aceite sobrante de pochar los puerros (si fuese necesario se añadirá un poco más) se fríen las dos rebanadas de pan. Retirar y reservar. Cocer los dos huevos durante 10 minutos. Pelar las gambas.
 
 

5-   Poner en un vaso de la batidora los puerros pochados, los huevos cocidos y troceados, las rebanadas de pan y un poco del caldo donde cocieron los garbanzos. Triturarlo todo, Añadirlo a la olla donde están los garbanzos, remover para mezclar.
 
 

6-   En una sartén con un poco de aceite, echar dos dientes de ajo muy picaditos, esperar a que tomen color y añadir las gambas, ponerles el punto de sal y, cuando empiecen a encogerse, se retiran y se vuelcan sobre el potaje. Dejar que hierva todo junto unos minutos. Servir.
 
 

NOTA: Si queréis darle una nota de color al potaje, al triturar el puerro y el pan, añadirle una cucharadita de pimentón dulce o algo más, hasta obtener la coloración deseada.
 
 

Como verás, hoy me he extendido bastante con la carta, siempre hablo y hablo, bueno, tú sabes que me gusta más escribir, no me da pereza.

Te dejo un fuerte abrazo, uno muy especial, va cargado con el cariño de todos.

                           Kasioles 

91 comentarios:



  1. Qué bello puede llegar a ser el día
    cuando la bondad lo ha iluminado...
    ► ♣ ◄

    Qué la Gloria del sábado Santo
    nos ilumine a todos...
    ► ♣ ◄

    Deseo pases una tarde
    donde se acomoden los
    sentimientos en el
    seno de los ruiseñores.
    ► ♣ ◄

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  2. La Gata Coqueta: Hoy tu bondad y buenos sentimientos, inauguran mi entrada.
    Es un regalo tener amigas como tú.
    Te deseo un buen Domingo de Resurrección.
    Cariños en ese tierno corazón.

    ResponderEliminar
  3. Rica receta, yo este año he preparado pulpo a la gallega con su buena guarnición de patatas, a mis hijos les encanta, para decir bien a toda la familia, empezando por mi.

    Un abrazo

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Un plato muy rico ,pero los recuerdos son preciosos.
    Gracias por visitar mi blog así he podido conocer el tuyo,me quedo por aqui.besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
  5. VENTANA DE FOTO: Ya veo que tienes buen gusto, el pulpo es para mí y los míos, uno de los platos por excelencia. Ese sabor que adquieren las patatas al estar cocidas en el agua del pulpo, es inigualable.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Encarnita: Te agradezco mucho el que te hayas quedado como seguidora de mis pucheros.
    Cuando me conozcas un poco, sabrás que mi espacio está lleno de recuerdos felices que a veces me parten el alma.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Esos recuerdos ayudan a vivir los momentos conchabados, los deseos y los secretos compartidos, quedan impregnados para siempre en el alma y forman parte de lo que somos y no se pueden olvidar.
    Me dice Andrés que debes ser muy buena y agradable y que te dé la gracias,
    Aprovechando que tu plato inspiró a Andrés de primero hicimos gambas al ajillo y de segundo una especie de sopa que casi era un potaje , con fideos , arroz, acelgas troceadas muy finitas, un trocito de jamón para que le diera saborcillo y luego nos fuimos a La Dársena y a María pita a hacer fotos , aprovechando el hermoso día primaveral aquí el A Coruña ,tu tierra.
    Besos con mucho cariño de nietos y abuelo.

    ResponderEliminar
  8. Me imagino que el plato también será de los recuerdos de tu madre, bonitos recuerdos guardas en tu corazón, y buena receta nos dejas, gracías por compartirla, la haré en cuanto tenga los ingredientes necesarios para ello.
    Gracías por tus palabras a mi entrada, con mi poesía he querido plasmar el dolor que siente el corazón de una madre ante la murte de un hijo, creo que no hay un dolor más grande.
    Besos, hasta pronto querida amiga

    ResponderEliminar
  9. Que la luz de pascuas traiga paz y salud,a ti y seres queridos.

    Cariños

    ResponderEliminar
  10. André de Artabro: Ahora que ya no tengo que compartir el ordenador con mis nietos, trataré de contestar a tu comentario.
    Casualmente hoy por la mañana nos hemos acercado al pueblo y aquello se había convertido en un solar, no quedaba ni la muestra de lo que allí hubo hasta hace unos días.
    Debo mentalizarme y no coger cariño a las cosas ¡pero si hasta me cuesta desprenderme de una planta que esté medio muerta!
    Pese a los años, estoy convencida de que cada día se aprende algo nuevo y yo tengo que ser buena alumna.
    Dile a tu nieto que le agradezco piense así de mí, no le defraudaré.
    Esas gambas tienen que estar buenísimas, os felicito a los dos.
    Cariños y abrazos para compartir.

    ResponderEliminar
  11. DEMOFILA: Mi madre siempre me decía que no le gustaba la cocina.
    Quizás fuese verdad y nunca haya tenido mucho tiempo para dedicarlo a cocinar, pero desde aquí te digo que todo lo que hacía, estaba buenísimo.
    Los recuerdos a veces, aprisionan el alma pese a que sean felices.
    En tu poema has logrado reflejar perfectamente ese dolor.
    La Virgen, que también es madre, lo llevaba impreso en su cara.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.

    ResponderEliminar
  12. Abuela Ciber: Mucho agradezco tus deseos, otro tanto pido yo para ti y los tuyos.
    Cariños en abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Qué buena pinta tiene el plato que nos presentas, más me quedo con tus recuerdos, siempre emocionantes y radiantes en luz y sueños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me desprendo de los recuerdos sin ningún problema.
    No quiero que la nostalgia me aprese.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Jorge Donato: Agradezco mucho tu visita.
    Los recuerdos es algo que no quisiera olvidar, forman parte de mi forma de ser, ellos me van enseñando a madurar.
    Te dejo un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  16. TORO SALVAJE: No sé si creerte, yo pienso, amigo mío, que los recuerdos quedan grabados a fuego en el alma o en el corazón y, a no ser que tengamos esa enfermedad temible, nos perseguirán hasta la muerte.
    Si te refieres al apego que se puede tener por las cosas, entonces te doy la razón, a mí me queda todavía mucho que aprender en ese aspecto, pero voy mejorando adecuadamente.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. que potaje tan rico ! como todo lo que veo por tu blog, me quedo por aqui para no perderme nada desde este momento, besitos

    ResponderEliminar
  18. Un potaje delicioso, tiene que estar riquisimo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  19. Buenos días Kasioles. Que pedazo de potaje que has preparado, con esa verdura y esa impresionante cantidad de gambas, tiene que ser todo un manjar. Este plato si que me gusta, seguro que yo me comería mas de un plato.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  20. Esta amiga que te quiere un montón querida amiga te da infinitas gracias por hacernos participes de tus preciosas vivencias y recuerdos, emocionando nuestros sentimientos con ellos.
    Miles de besinos y feliz inicio de semana te desea esta amiga que siempre te lleva en el corazón.

    ResponderEliminar
  21. Que tus recuerdos te ayuden a vivir un maravilloso presente, para llenar de buenos recuerdos tu futuro,no es bueno basarnos en recuerdos, pero deben de tomarse en cuenta para lograr un mejor vivir.
    Buenisima receta, que esta hecha con cariño.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Qué rico!! Hay que aprovechar para comerlo en los últimos días fresquitos que quedan.
    Un beso Kasioles

    ResponderEliminar
  23. Kasioles,gracias por tu presencia,amiga...
    Me encanta ese poema,que dibuja las paredes de tu alma,llena de recuerdos y sentimientos...A mi también me cuesta desprenderme de las cosas,que han sido testigos de vivencias,amiga...Guardo todo hasta última hora...Ese merendero,es parte de tu corazón y entiendo,que lo tengas grabado en el alma.
    El potaje me encanta y he tomado nota para hacerlo así,como tú dices,amiga.
    Mi felicitación por esta ermita-parador,que siempre nos renueva y nos fortalece visitar.
    Mi abrazo grande y mi cariño siempre,Kasioles.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  24. Viví Taboada: Te agradezco que te quedes entre mis pucheros.
    Eres bienvenida y, siempre que vengas, intentaré tener preparado algo rico para ti.
    Abrazos y cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  25. Marta: Has acertado, es un potaje que, además de abrir el apetito por el rico olor que desprende, su sabor y textura es para deleitar al más exigente paladar. Te animo a que lo pruebes.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Paco: Compartimos el mismo gusto.
    El majado le da una textura ideal, las gambas, un saborcillo a marisco y los garbanzos y verdura, son el broche de oro de este plato que tiene de todo : proteínas, grasa e hidratos de carbono.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Que buena pinta tiene todo esto.
    Lo que hace el cocinar bien
    Puedes quedarte con la foto, que tu quieras
    Bss

    ResponderEliminar
  28. Me has emocionado con tu merendero. Cada palabra es cierta, he vivido esas reuniones familiares que con los años y la perdida de los seres queridos se van terminando. Es la vida.

    Y esa comida, una belleza de verla, imagino qué será comerla. Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  29. Sere sincera, el titulo de la receta, puerros con gambas, no me sedujo muco la idea, despues de este ataque de sinceridad, leilei y ahora tengo que disculparme, caray, me confundi, invita a comer.
    Estas cosas pasan por juzgar antes de tiempo. abrazos

    ResponderEliminar
  30. Bellos recuerdos que nunca se borrarán de tu mente, aunque la casita ya no esté, vivirá en tu corazón.

    Deliciosa la receta, gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Querida amiga Kasioles;
    ¡que bellos recuerdos guardas y que grandes sentimientos hacia cuatro paredes!

    "la energía" de los amores vividos y el gran cariño que allí anidó, seguro que te acompañará siempre porque impregnó de recuerdos tu noble corazón.

    He leído también tu canto a ésas dos hojas que se mantienen juntas cuando ya todo su árbol se quedó desnudo...y cada día compruebo que lo que guardas en tu corazón es lo algo muy muy grande Kasi. Es el alma de una mujer buena.

    Las galletitas, el potaje, tus recetas, nutren nuestros estómagos como tus letras alimentan nuestras vidas.

    Te dejo un abrazo inmenso y toda mi amistad.

    ResponderEliminar
  32. Kasioles ,como me gustan estos guisos de cuchareo ,que ricos garbanzos preparaste
    Que pena que ese merendero que con tanto amor fue construido ,te lo tire una pala ,seguro lo voilveras a levantar
    besinos

    ResponderEliminar
  33. OZNA-OZNA: Agradezco mucho tu visita y tus siempre tan cariñosas palabras.
    Te dejo un fuerte abrazo junto con mis cariños.

    ResponderEliminar
  34. Julia: Los recuerdos, mi querida amiga, no siempre me ayudan, hay veces que me rebelo ante lo que pudo seguir siendo y ya no es.
    Por otra parte, también me ayudan a seguir creciendo, de los palos que da la vida, también se va aprendiendo. No me queda más remedio que seguir adelante. En vosotros encuentro un gran apoyo.
    Te dejo un fuerte abrazo y cariños para que los compartas con tu preciosa niña.

    ResponderEliminar
  35. Eva Letzy: Está tan bueno, que lo puedes tomar en cualquier época del año. Lo importante es tener buen apetito.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  36. A mí también me gusta recordar porque pienso que es bonito hacerlo. Sobre todo, hay muchas cosas que quedan por siempre dentro del corazón.

    Tus recetas son tan apetitosas que dán ganas de comérselas ya mismo.

    Te mando un besito.

    ResponderEliminar
  37. MAJECARMU: Las personas como tú, que tienen gran sensibilidad, pueden entenderme mucho mejor.
    Si te digo la verdad y aunque me acepto tal como soy, cambiaría parte de mi sensibilidad por ser algo más dura, yo creo que no sufriría tanto.
    Pero a estas alturas de mi vida, ya es un poco tarde, de todas formas, voy aprendiendo a despegarme de las cosas, siempre recuerdo a Machado, hay que estar preparados para ese último viaje y es necesario ir ligeros de equipaje.
    Este potaje tienes que probarlo, las gambas le dan un sabor especial.
    Te dejo uh fuerte abrazo con mis cariños.

    ResponderEliminar
  38. Me encanta el potaje, pero no sabes como he sufrido contigo el que tiraran el merendero, aunque eso ya no esté, los recuerdos permanecen contigo y eso no habrá árbol que consiga tirarlo. Muchas gracias por abrime las puertas de tu casa y hacerme sentir el calor de aquella chimenea
    Millones de besos

    ResponderEliminar
  39. No sé que ha podido ocurrir que no aparezca tú entrada en mi blog, lo he revisado todo y lo veo normal, lo siento estimada Kasioles, me he enterado por otro blog que comentas.

    Saludos y mil perdones.

    ResponderEliminar
  40. Un puchero de los de toda la vida acompañado de unos recuerdos como bien merece esta comida. Una entrada realmente bonita
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Los pucheros de kasioles
    AMOR Y TORTILLA DE VERDURAS.
    Hace 3 semanas

    Este es el que me aparece en el blog.

    No sé que puede ocurrir

    Saludos

    ResponderEliminar
  42. Mar: Me alegro de que te haya gustado mi casa.
    A mí me ha encantado esa foto y ya la tengo en mi poder, muchísimas gracias.
    La cocina sólo requiere paciencia y práctica, no tiene más mérito.
    Cariños, muchos.

    ResponderEliminar


  43. Para ti...
    Que haces sonreír a mi alma,
    y me alimentas con tus vistas.
    ► ♣ ◄

    Para ti...
    Que a través de la distancia
    me han contagiado de tu ternura.
    ► ♣ ◄

    Para ti...
    He colgado una rosa que lleva tu nombre, en la estrella más bella,
    para que cuando mires al cielo te acuerdes de mí...
    Como yo me estoy acordando en este instante de ti!!
    ► ♣ ◄

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  44. María Rosa Giovanazzi: He sentido que una parte de mi vida se iba con ese merendero.
    Parece mentira que, a estas alturas de mi vida, aún siga siendo tan sentimental.
    El potaje estaba delicioso, no olvides esta receta, estoy segura de que te gustará.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  45. Hola, Kasioles

    Seguro que encontrarás un nuevo lugar para dejar los recuerdos. Aunque habrá uno en el que nunca falte espacio, en tu corazón. :D.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  46. mjesús: Hay veces que te preguntas ¿pero esos dos ingredientes juntos pueden estar buenos?
    Que conste que a mí me pasa lo mismo con algunas mezclas, pero hay que probar primero y, en confianza, puedo decirte que el plato es para repetir, de lo rico que está.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  47. RAFAEL H LIZARAZO: Tienes razón, los recuerdos siempre quedarán, pero es sólo eso: RECUERDOS.
    Es triste pensar que, a lo largo de nuestra vida, vamos acumulando montones.
    Abrazos en el corazón.

    ResponderEliminar
  48. Mascab: Tú, mi querida amiga. que sientes y vives el amor, sé que me entiendes perfectamente.
    El amor va evolucionando con la edad, yo hasta creo que se hace más intenso, no tiene por qué decaer ni ser rutinario.
    Las paredes son fieles testigos de todo lo que sucede en nuestras vidas y aquellas, amiga, no las podré olvidar jamás.
    Pronto se construirá allí algo nuevo, pero no podrá ser igual.
    Yo soy de las que me gusta echar raíces.
    Sabes que me alegra el verte por mi casa y siempre agradezco el cariño que pones en cada comentario.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  49. PINKY: Para los días de frío y no tan fríos,es un plato ideal, la verdad es que estaba buenísimo, mis nietos han repetido.
    El merendero lo hemos tirado porque pronto se empezará a hacer uno nuevo, puede que sea más bonito, más moderno, pero yo le había cogido gran cariño al otro.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  50. AMALIA: Tú eres de las mías.
    Los recuerdos forman y formarán parte de nosotros, sin recuerdos no seríamos nada.
    Anímate y prueba ese potaje, te va a gustar.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  51. Qué idea más chocante!!!. En mi vida hubiera juntado los garbanzos con las gambas. Eres una crack Kasioles. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  52. Hola guapísima, pues que te voy a decir yo!!! Muchísimas gracias por tu visita y por darme a conocer tu blog y a la personita que está detrás :) Oooh, me has encantado con tu entrada, me has transmitido mucha dulzura y que eres una persona con muy bellos sentimientos :) Me quedo aqui encantada y espero poder ser buena compañera :) De verdad, una entrada muy emotiva y transmites mucho cariño, unos bellos recuerdos.
    La receta se ve deliciosa! Yo te tengo que reconocer que los potajes y yo no somos muy buenos amigos, pero sé reconocer cuando algo tiene muy buena pinta!! Aunque ya te digo he visto tus galletas para niños y mayores y mira... a eso si que no digo que no!!! Qué buena pinta y qué bonitas eran!!! Ya te digo, para mi las galletitas :P

    Un besito guapa y encantada de conocerte :)

    ResponderEliminar
  53. Querida Kasioles, amiga de bellos comentarios en mi blog los cuales agradezco con todo mi corazón....

    La receta para mi libro (como siempre) y la carta a tu madre recordando cosas tan hermosas son como para escribirlas en un libro... no te provoca con tanta experiencia y recuerdos hacer un libro??? sobre todo de la manera tan linda con que redactas y nos haces imaginar tanto....
    No hay baúl que guarde tantos recuerdos, pero un libro si ;) piénsalo :* besos

    ResponderEliminar

  54. Hola Kasioles. Tus vivencias siempre dejan un dulce sabor a nostalgia.
    Los recuerdos nos llevan a sentir el calor de los que ya no están y el volver a sentir tantos momentos de un tiempo pasado pero que viven en nosotros…Es nuestro libro de vida que día a día vamos escribiendo en un rincón del alma.
    Me ha encantado el poema!!
    Voy a tener que hacer tu rico potaje, se ve muy apetitoso.

    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Mi querida amiga, ya estoy de vuelta y con el ordenador arreglado. Leerte es abrir el apetito, pero me ha encantado el poema memorando aquellos recuerdos tan entrañables. Un placer volver a tu blog. Un beso junto con mi cariño especial.

    ResponderEliminar
  56. Macarena Mauriz: Yo soy la primera en sentir que cojo demasiado cariño a las cosas, eso no es bueno.
    El cariño se debe reservar para las personas, pero aquél merendero mío...
    Es que era algo especial por los buenos momentos que he vivído en él.
    Todo lo que encerró, lo guardaré eternamente en mi corazón.
    Prueba ese potaje, te va a encantar.
    De más está el decirte que en mi casa siempre tendré un cariñín para ti.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  57. Jose: ¡Y yo que te echaba de menos!
    No me gusta pensar mal de la gente, comprendo que cada uno tiene sus quehaceres y muchas veces es imposible visitar a todos.
    Pero tanto tiempo tan callado... si que me extrañaba.
    De todas formas, ya sabes que todas las semanas, sábado o domingo suelo prepararos algo rico.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  58. mientrasleo: Me alegro de que te haya gustado mi entrada.
    El potaje es delicioso, te invitaría si estuvieras cerca.
    Abrazos en el corazón.

    ResponderEliminar
  59. Jose: ¡Vaya si estás retrasado!
    Seguro que tu ordenador se ha tomado unas largas vacaciones, intenta ponerlo al día.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  60. La Gata Coqueta: Mi niña, si fueras un chico, enamorarías a cualquiera, siempre que llegas dices cosas tan tiernas...
    ¡Claro que voy a mirar al cielo!
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  61. Mi querida amiga de los pucheros y las cartas a la querida madre que se marcho pero ahi la tienes leyendo lo hermoso que la escribes y con todo el detalle le cuentas todo como estaba y como queda...tus versos son una maravilla ya que es una continuación de tu vida y tu familia.
    gracias mi querida amiga de venir a verme tan cariñosa como eres para mi,
    te deseo feliz fin de semana con mi inmenso cariño
    besossssssssssssssssssss
    Marina

    ResponderEliminar
  62. Kasioles querida, uno de los placeres cotidianos es el paladear el arte culinario emplatado. Ni Paco Roncero en España creo que tendrá tus recetas exquisitas. El potaje reverbera suculento entre tus recuerdos. Me conmovió especialmente el merendero que aroma tus recuerdos de los que disfrutaron compañía, amor y placer por el comer.
    Gracias Kasioles por invitarnos a disfrutar tus memorias exquisitas. Besos

    ResponderEliminar
  63. Hola guapa.
    Sí, a veces nos aferramos a los recuerdos que algunas veces nos hacen felices al recordarlos y otras veces nos entristecen.
    Seguro, estoy segura que volverás a tener un lugar donde disfrutar como antaño.
    Cuando te leo, y sobre todo los poemas a tu madre, creo que como yo muchas gente se verá reflejada en ellos, esos sentimientos tan generosos y llenos de amor.
    Ay, madre sólo hay una y cuando nos falta, bien suspiramos por ella.

    Un puchero extraordinario nos lo presentas muy rico, para lo propio de esos días, que según la tradición, no se debe comer carne.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  64. Cuando los recuerdos llegan a pesar mas que el plomo, hay que fundirlos y preparar nuevos moldes para poder continuar.
    Y después, comerse el delicioso potaje de puerros y gambas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. En ese corazón tan grande que tienes te caben todos los recuerdos!!!!!

    Nunca he probado un potaje como este, pero si lo tuviera delante ya mismo estaría metiendo la cuchara...

    Te deseo un buen fin de semana junto a la familia!!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  66. LOBEZNA: La idea me la dio mi hijo Willi, que le encanta la cocina.
    En un principio me pareció extaña, pero luego la hice a mi manera y resultó un plato buenísimo, de los que no se olvidan y hay que repetir.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  67. Laura queteapetecehoy: Yo también agradezco mucho tu visita y más aún el que me digas que te has encontrado a gusto en esta casa.
    De mis pucheros sale un poco de todo, cosas más bien rápidas y la comida es tradicional, la de toda la vida.
    Yo si que me he quedado admirada con tu habilidad.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  68. Patty: Escribir un libro lleno de sentimientos cuando el ingrediente principal es la nostalgia, no creo que fuese muy atrayente.
    Por otra parte, no creo que tenga las suficientes dotes para hacerlo, soy una simple aficionada que ha buscado refugio en la escritura para lanzar al viento todo lo que aprisiona mi alma.
    Agradezco mucho que pienses eso de mí, veo que me has cogido cariño.
    Y como el afecto es mútuo, te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  69. Sneyder: Tienes razón, los recuerdos se van grabando en el libro de nuestra vida, unas veces nos ayudan a revivir momentos maravillosas y otras... parece que te ahogan en lágrimas.
    Buenos y malos, nos ayudarán a crecer y a seguir adelante.
    No olvides este plato, merece la pena probarlo.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  70. Delicioso este potaje, me lo guardo. LO haré, Kasioles.

    Me gusta como vas evocando recuerdos y combinándolos con recetas . ¿Te lo dije antes, no?

    Besos

    PD y gracias por las lindas palabras que me dedicas en casa. Ese trabajo de Baroja, me dio su trabajo jajjajaja.

    ResponderEliminar
  71. Julie Sopetrán: Me has dado una gran sorpresa, ya sabes que yo también te he echado en falta pero no sabía que tenías el ordenador estropeado.
    Nos seguiremos visitando.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  72. Marina Emer: Mucho agradezco las palabras que me dedicas.
    Tienes razón,en todas mis entradas le cuento las novedades que van surgiendo en mi vida,de la misma manera que hacía cuando ella todavía estaba a mi lado.
    Te deseo un buen fin de semana.
    Abrazos en el corazón.

    ResponderEliminar
  73. Leticia: Me siento muy halagada con tus palabras ¡ya me gustaría a mí saber todo lo que sabe Paco Roncero!
    Pero lo que hago para los míos, lleva grandes dosis de cariño.
    Te recomiendo que hagas ese potaje.
    Abrazos y cariños.

    ResponderEliminar
  74. Irmina Díaz: No te falta razón, querida amiga, los recuerdos, cuando aparecen, siempre acaban dejando en el alma nostalgia de lo que fue y ya es imposible de recuperar.
    Aquél merendero encerraba, amor, cariño, alegrías, vivencias tan entrañables, que no he podido por menos que contárselas a mi madre.
    Agradezco tu comentario y aprovecho para dejarte un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  75. Jorge del Nozal: Esa ha sido mi intención desde que he empezado este blog.
    Cerca de tres años llevo escribiendo y reconozco que ha sido una terapia extraordinaria.
    Vosotros me habéis sido de gran ayuda.
    ¡A degustar ese potaje!
    Cariños.

    ResponderEliminar
  76. Javier: Queramos o no, siempre encontramos un hueco para almacenar nuestras vivencias.
    No olvides la receta de este potaje, está buenísimo y es completamente distinto al tradicional.
    Yo también te deseo que tengas un buen fin de semana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  77. Myriam: Agradezco mucho tu visita en mis pucheros.
    Las entradas que hago, son solamente un reflejo de mis sentimientos, en nada tienen que ver con el trabajo bien hecho y la dedicación que has puesto en lo último que has publicado. Felicitaciones.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.

    ResponderEliminar
  78. María Eugenia Vida y Muerte: ¡Vaya fallo! Discúlpame, te he saltado sin darme cuenta y, aunque a veces pienso si tendré un corazón elástico para guardar tantos recuerdos, para ti siempre haré un hueco.
    Te dejo un abrazote muy especial.

    ResponderEliminar
  79. Hola, Kasioles

    Jjaajja, no te preocupes. También me suele pasar a mi. Vamos aceleradas ;).

    Es agradabable saber que se le echa en falta a una, pero te aseguro que normalmente suelo estar en casi todas tus entradas. ;).

    Besotes.

    ResponderEliminar
  80. Hola Kasioles, no se por qué no me salen tus entradas al publicarlas, la ultima que tengo es la de la tortilla, solo si te busco te encuentro.
    El potaje me ha encantado, así tendré para variar, yo hago el típico de bacalao.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  81. CUANTOS RECUERDOS QUERIDA KASIOLES, YO TAMBIÉN SOY COMO TÚ, NOSTÁLGICA.
    DICEN QUE ES BUENO PORQUE PODEMOS RESCATAR LO FELICES QUE FUIMOS AUNQUE ALGUNOS PIENSAN QUE HAY QUE VIVIR EL HOY SIN MIRAR ATRÁS. YO PIENSO QUE ESAS SECUENCIAS PASADAS FORMAN PARTE DE NUESTRA HISTORIA Y DE LO QUE SOMOS COMO PERSONAS.
    UN BESITO

    PD MUY RICO TODO LO QUE COCINAS, YO SOLO SÉ HACER DE COMER QUE NO ES LO MISMO.

    ABRAZOS

    ResponderEliminar


  82. Con la sinceridad en la mano
    y una sonrisa en los labios,
    te deseo un esplendido
    fin de semana!!
    Cumpliendo sueños
    y restableciendo ilusiones...

    Un abrazo de esperanza
    Y un beso de confianza.

    Atte.
    María Del Carmen





    ResponderEliminar
  83. como me gratifica ese amor sagrado que tienes a tu madre, hasta yo la siento en tus escritos al leerlos, esta semana tuve que sacar un fresno que me levanto toda la vereda, haré tu rica comida, gracias...

    ResponderEliminar
  84. Querida Kasiole: tus vivencias y recuerdos atraen
    los míos de la profundidad de mi poca memoria. Este que cuentas tiene paralelismo con uno mío y que un día relataré.
    El guiso tengo que probarlo, hago algo parecido pero sin las gambas.

    Con mucho cariño, besos.

    Marinela

    ResponderEliminar
  85. María Eugenia Vida y Muerte: Gracias por tu comprensión. No suele pasarme, pero el sistema que utilizo para contestar no es el ideal, siempre me suelo perder y vuelvo a mirar por si me confundo.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  86. Rafaela: Ignoro lo que puede haber pasado, pero hay más gente que me lo ha comentado.
    Otro amigo, Jose, me dice que su blog también se quedó estancado en la tortilla y que creyó que no había publicado nada más.
    Búscame que te buscaré, será una forma de no perdernos.
    No dejes de probar ese potaje, merece la pena hacerlo.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  87. LUJÁN FRAIX: Compartimos los mismos sentimientos. No sé si será mejor o peor pero, a estas alturas de mi vida, es un poco tarde para cambiar.
    De todas formas, pienso que los recuerdos se quedan tan marcados, que llegan a formar parte de nuestra forma de ser y de comportarnos.
    Te deseo un buen fin de semana.
    Cariños y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  88. La Gata Coqueta: Tus buenos deseos son una esperanza para mí.
    Muchas gracias, querida amiga, por acordarte de mi.
    Yo también deseo otro tanto para ti.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  89. La abuela frescotona: Gracias por entenderme y aguantarme, a veces hasta me veo un tanto patética.
    Los árboles siempre deberían estar alejados de las casas, pero algunos son tan bonitos...
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  90. Marinela: Dependiendo de lo sentimentales que seamos, todos llevamos encima una carga de recuerdos y vivencias a veces similares.
    Espero ese relato.
    No dejes de hacer el potaje, te va a encantar.
    Cariños, muchos.

    ResponderEliminar
  91. Que rico.
    tu les dices gambas, nosotros camarones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS......