Seguidores

sábado, 23 de noviembre de 2013

PARA LOS DIAS FRIOS... CALDO GALLEGO


Querida madre: Esta semana ando un poco retrasada, hoy ya es viernes y aún no tengo nada escrito ni preparado para enviarte mañana la carta.
Intentaré ser lo más concisa posible y te contaré lo que estoy haciendo.
Como no encuentro manteles, lo suficientemente largos, que cubran la mesa para cuando nos juntamos todos, estoy haciendo uno, de color rosa, para Navidad. Lo he cortado completo, mide tres metros y medio de largo y cuelga suficiente por todos los lados de la mesa, como a ti te gusta. Aún me falta coserle la puntilla todo alrededor.
Lleva 15 servilletas ¡cuánto me gustaría poder hacer alguna más!
Y si te digo la verdad, en cada puntada que doy, no puedo por menos que acordarme de ti y de lo que me decías siempre:
¡Hija! Cuando yo falte…tú, que eres muy lista (gracias madre, por verme así) ya verás que bien te vas a defender con la aguja, estoy segura de que todo te saldrá perfecto.

Y recordando tus palabras…hasta me creo que eres tú la que guía mi mano para que todo me salga bien.

Contra mi costumbre, también he salido dos días en esta semana. Hemos ido a comprarle el regalo de cumpleaños a Máriel y, otro de los días, lo aproveché para buscar un adorno navideño que me haga juego con el mantel y hacer con él un centro de mesa.

Entre entradas y salidas, he preparado un caldo gallego con unas nabizas que me ha traído Sonsoles de Orense (se fueron allí con los niños a pasar el fin de semana pasado) y ese olorcillo que desprendía la verdura al cocer con el unto, me inundó la casa de recuerdos, tan entrañables, que hasta he llegado a creerme que eras tú, la que con tanto cariño, preparabas ese caldo para mí.

Con tu recuerdo en mi corazón, hoy soy yo la que te ofrece un plato de esa rica verdura que tanto te gustaba.

Pero antes de meterme en la cocina, le he escrito algo para Anthony:
 

 

Un toque y soplo de vida
Otro toque de ilusión
De locura, de pasión
Es lo que siento contigo
Al disfrutar de tu amor.
En cada momento juntos
He creído que habitaba
En un mundo imaginario
Hecho con sueños de amor.
Un mundo tan solo nuestro
Que construimos los dos
Porque cada amor encierra
Magia en los corazones
Que al latir tan abrazados
Inventan, a cada instante
Sensaciones melodiosas
Que acarician y enternecen
Que susurran y apasionan
Convirtiendo ese momento
En dulce locura de amor.
Y yo me dejo envolver
Por ese tierno sentir
Que acelera mi latir
Y hace que te diga siempre:
¡No podré vivir sin ti!
 
Y ahora es el momento de preparar ese caldo que te prometí:

INGREDIENTES:

Dependiendo de la cantidad que queramos hacer, se necesitarán dos o tres manojos de grelos o nabizas, un trocito pequeño de unto, dos o tres patatas grandes, uno o dos puñados de alubias blancas, un hueso y pieles de jamón, otro hueso de ternera, morcillo o falda de ternera, un trozo de tocino salado y unos chorizos.



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
PREPARACIÓN:
 
1- El día anterior, poner las alubias a remojar en agua fría y, al día siguiente, poner sobre el fuego una olla con las alubias escurridas, el trozo de unto, los huesos, la carne, en fin, todos los ingredientes menos la verdura, las patatas y los chorizos.
 
 
2- Cubrir con agua fría, poner la olla sobre el fuego y dejar cocer. Desespumar el caldo.
 
 
3- Mientras, escoger la verdura, desechar aquellas hojas que tengan un color amarillento y cortar la raíz, en el caso de las nabizas. Lavarla en abundante agua para eliminar las posibles arenillas que pudiesen tener.


4- Trocearla y reservar.


5- Cuando las carnes estén ablandando, se pelan y pican las patatas, cascándolas en trocitos muy pequeños.


6- Añadirlas al caldo y dejar que siga cociendo todo junto.

7- Al poco, se incorpora la verdura troceada y los chorizos.

 
8- Dejar cocer a fuego moderado hasta que todo esté bien tierno.

9- Servir el caldo por un lado, como primer plato y el resto de las carnes y chorizos por otro. Yo suelo acompañar el segundo plato con unas patatas cocidas enteras.




 

Notas:

Grelo: Es el brote del nabo, tiene el tallo algo grueso y en el extremo de sus hojas salen las flores, hay que cortarlos antes de que se abran para que el grelo sea más tierno.

Nabiza: Son las hojas del nabo, los tallos son muy delgados y tiernos, se recogen antes de que aparezcan las flores.

Unto: Es la grasa del animal, una especie de tela que recubre la panza del cerdo, se sala, se forma una bola con ella y se deja secar, adquiere un color amarillento y un olor característico. No se come, sólo es para dar ese sabor característico que tiene el caldo gallego.

 
El domingo, Máriel celebra su cumpleaños, nos reuniremos todos en Segovia y pasaremos allí la mayor parte del día, ya te contaré.

Te dejo un fuerte abrazo junto con el cariño de toda la familia.

                                       
                                   Kasioles

61 comentarios:

  1. Toda la entrada, absolutamente deliciosa, amiga. Gracias por compartirla.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Ummmmmm, que rico, mi querido caldo gallego. Lo hago de vez en cuando y en casa les gusta a todos. La lástima es que aquí en Cataluña los grelos y las nabizas no se encuentran. Yo , en sustitución le pongo la típica col. Eso sí, un poquito de unto nunca falta porque es la esencia, lo que le da ese sabor tan característico al plato.

    Un abrazo y feliz fin de semana, querida Kasioles.

    Fina

    ResponderEliminar
  3. Qué rico plato has preparado hoy! Por aquí han desaparecido las nabizas, recuerdo que mi madre se las ponía a nuestro puchero o las hacía con ajo.
    La huella que dejan nuestros padres es imborrable.
    Besosss hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Cada vez espero con más ansia tus letras, poemas música y recetas, es como si fuéramos gemelas, haces las cosas, tal cual las pienso.
    Kasioles, siempre me das un golpecito en el centro de mi emoción, angustia, es lo que se siente cuando se ama de verdad, junto con la felicidad.
    Tengo ganas de volver a ese hermoso lugar donde disfruto del caldo gallego, caldo blanco, marisco y otras muchas cosas, que aquí, no existen.
    Tu madre tenía y tiene razón, desde su lugar disfruta de verte en la cocina, con la aguja y con la pluma, tienes arte para todo, estoy segura que con la puntilla en ese rosa mantel, y el centro, que estoy segura que con tu buen gusto, va a ser precioso, te quedará una mesa maravillosa.
    Un grande, muy grande abrazo para todos en esa reunión familiar y un buen domingo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado de lujo y seguro que esta rico y estupendo, cada vez te superas más!!. El amor es el agua de la vida, y tú pones tanto amor en lo que haces, y en lo que sientes, que te brinda la fuerza para continuar, que todo valió la pena es tu camino.
    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  6. Ay Kasi como reconforta un buen plato de caldo galego . Hoy lo preparó mi madre también y es que me encanta, no me canso .
    Ya sabes que aunque me crié en Asturias, de nacimiento soy gallega y este plato forma parte de nuestra mesa asiduamente.
    Estoy segura que a tu mami le habrá llegado el buen olor y ese mantel te quedará precioso, como no ?....teniendo la mejor de las maestras , lo bordarás ;)
    Besinos linda. Qué frioooooo !!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, querida Kasioles:

    Es un placer entrar en tu rincón, porque no sólo saboreamos la esencia de tu alma, la que dejas escrita a tu madre, sino la de esos platos tan ricos que hablan diciendo ¡cómeme! jajaja si es que tus entradas están elaboradas con todo tu cariño, y eso se palpa en cada una de ellas, es un placer degustar tu plato y tus letras.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. Querida amiga: el domingo pasado hice el caldito gallego con grelos y fue recibido con gran alegría.

    Está riquísimo y con este frío, aún está mejor.

    Lindas tus palabras y deliciosas tus recetas.

    Un beso grande. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  9. A mi hija le digo que se fije cuando coso que luego no tendrá quien y ella se salta una generación y pide que le enseñe a su hija.
    Siempre encuentro similitudes en tus cartas, en ellas me entretengo porque ya te dije un día que cocinar no cocino, ¡Mira! eso lo hace mi hija y muy bien, le enseñó su padre y su abuela. Un abrazo y cariños

    ResponderEliminar
  10. El caldo gallego es uno de mis platos favoritos, pero siempre que he intentado hacerlo en casa, con unto traído de Galicia, no me ha salido igual, esperemos que con tu receta lo consiga.

    ResponderEliminar
  11. Fantástico caldo el que nos traes hoy, con los fríos que han venido casi de repente estásn los cuerpos sin acostumbrar por lo que tendremos que templarlos más de lo habitual.
    Cuando tu mantelería esté acabada que bonita, a ver si nos la enseñas con su puntilla.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  12. Si te sobra un poquito me apunto.

    El mantel seguro te queda precioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Yo no he comido nunca caldo gallego,siempre hago el pote asturiano,creo que se parecen bastante y seguro que te salió tan rico como el que hacia tu madre.La mantelería te va a quedar muy bien y que suerte ser tantos a la mesa,que disfrutéis mucho de las fiestas.
    En mi casa desde hace 3 años que falleció mi marido ya no es lo mismo,lo poco que hacemos es por mis nietos que son pequeños y se merecen disfrutar de esos dias.besinos desde ASTURIAS

    ResponderEliminar
  14. Es una entrada maravillosa, seguro que tu madre también disfruta desde arriba con lo bien que coses y lo bien que cocinas, y las bonitas palabras de amor que tienes para ella y para tu marido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. La receta me ha parecido estupenda, solo que yo haré un cambio: en vez de alubias, que no me gustan nada, pondré garbanzos que seguro no le quitará ese gusto al caldo. Tus escritos a tu madre siempre me sorprenden y agradan mucho y esos poemas de amor demuestran que estás muy enamorada.Besicos

    ResponderEliminar
  16. Debe estar para que le resucite los sentidos, me encanta lo que sea de cuchara, y más haciéndolo con tanto amor.


    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Mi querida amiga, otra de tus preciosas cartas, que no puedo dejar de emocionarme al leerlas, que buena hija has sido, eres, y seras, decirte que ese precioso mantel que estas haciendo va a lucir tu mesa esta navidad, como una estrella, y dara gusto ver esa mesa grande rodeada de las personas que quieres, bueno y por ultimo ese caldo que has hecho tan rico para estos dias de frio es una bendicion, tu madre estara cada dia mas orgullosa de ti, y alli donde este siempre te echara su mano. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  18. No lo tomes a mal, pero me han gustado tus "Notas". Valoro algo si de ello aprendo, pero sólo lo recuerdo si antes visualizo su acompañamiento.

    ResponderEliminar
  19. Que buenisima pinta tiene este plato.Las fotografias trasmiten, son geniales. Ha estado un regalo el visitar tu bloc, es genial, te invito visitar el mio y si te gusta espero que te hagas seguidora.
    Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. mmm, creo que en esta receta si me veo complicada, no reconozco varios nombres, debo hacer uso de San Google, ¿qué significa desespumar?, lo cierto es que se ve muy bien.

    La introducción ofrece una calidez que emociona, la música y el poema delicioso y terminas con una receta que es la unión de la familia, un placer niña

    Besos Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Desespumar" es algo que desde hace unos 20 años, se considera básico en cocina. Consiste en ir quitando la capa que forma la espuma (mayormente en el centro) cuando hierve el agua/caldo de toda cocción. Se consideran impurezas, pero todos se equivocan, pues es parte de la esencia. Mi consejo es que desespumes sólo al final, pues lo que es seguro es que ahorras Energía(s) y la temperatura de conversión.
      Perdón y gracias por permitirme desahogar.

      Eliminar
  21. Y ahora Kasio…me llevas de compras también y en días festivos!!! sabes que soy novelera y soy mano abierta…ufff a ver si también me compro un centro de mesa. Cómo sabías que los caldos son mi plato preferido? Este si que mañana mismo lo hago…ya comienzo a tener hambre…
    Qué bello poema!, cómo lo amas!
    Eres de una gran sensibilidad en todo lo que haces y dices. Felicidades.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Que mantel precioso y las servilletas, que poema tan lleno de ese amor tuyo y que caldo gallego más rico, sabes me recuerdas a mi tía Fefa y cuando me fijaba cómo lo hacía, murió muy viejecita y cocinaba y hacía unas fabadas, aynsssss, Kasioles, mi tensiónnnnnnn.

    Abrazos muchos, muchos, desde mi corazón, siempre y una linda semana.

    P.D: Te mandé un correo hace unos días, no sé si lo recibiste.

    Besis

    ResponderEliminar
  23. Me gusta tus entradas, porque nos ofreces todos los ingredientes fundamentales para la supervivencia del cuerpo y del espíritu...
    Y uno sale feliz de tu lugar, con un calorcito reconfortante en el alma.
    Gracias por tanto, amiga Kasioles.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta como te ha quedado y la pinta que tiene es deliciosa!!
    un beso

    ResponderEliminar
  25. ¡Qué pinta -y hasta olorcito- tiene ese caldo gallego, Kasioles! Y qué adecuado para este gélido domingo de finales de noviembre.

    Me ha enternecido como mimas, con ese amor que le pones a todo, esa presentación de la mesa de Navidad, cosiendo y adornando ese mantel y servilletas que ofrecerás a los tuyos.
    Toda tu entrada está llena de amor y eso, me gusta.

    Un besote, querida Kasioles.

    ResponderEliminar
  26. Kasioles preciosa ,te quedo un caldo estupendo ,ademas ahora que empieza el frio apetecen un monton estos platos de cuchara
    besinos

    ResponderEliminar
  27. Infinitas gracias mi querida amiga y admirada poetisa por deleitar nuestra alma y paladar. Miles de besinos de esta amiga que te desea con cariño feliz domingo.

    ResponderEliminar
  28. Uffff! Qué rico! Necesito un caldo gallego... Me encanta. Gracias amiga, siempre nos das recetas muy buenas que, como esta, no conocía lo de Nabiza... o el Unto... Cada día se aprende algo nuevo. Me encanta. Gracias también por la música de Lucho Gatica. Un placer visitarte siempre, amiga. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  29. Qué delicia de caldito...
    La pena es que algunos ingredientes, como las nabizas y el unto, son difíciles de encontrar fuera de Galicia.
    Me encanta la sensibilidad que pones en todas tus entradas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Mi querida Kasioles está divino de la muerte. Cuando estuve en Galicia me lo enseñaron y lo hago bastante. En estos días de frio entra que da gloria. Me has recordado que es hora de hacerlo.
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
  31. Por lo que veo el caldo gallego no tiene desperdicio, debe estar buenísimo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. Qué rico y qué bien entra un caldito en los días de frío (como hoy)!!! este se ve apetitoso al máximo, me gusta.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
  33. Seguro que el mantel te queda precioso y el caldo seguro que delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Que bien nos va a venir ese caldito aqui en el centro con los dias de frio que estamos llevando ejejej
    El mantel seguro que va a ser la leshe, lo enseñaras terminado no?
    unos besotesssssssssss

    ResponderEliminar
  35. He conocido eso manteles en mi infancia querida Kasioles, precisamente cuando los tejían mis abuelas. Ahora todo lo solucionamos en el chino, y así nos va que invertimos nuestro dinero en humo y nunca tenemos nada.
    Los versos para Anthony, son de la ternura acostumbrada. Grande ha de ser este hombre que arranca de ti semejante talento.
    En cuanto al caldo, me confieso un fan de los caldos gallegos. Puede ser por por que entre mis muchos familiares también cuento con allegados del norte que me sumergieron en sus grandes y grandiosas costumbres culinarias. Por supuesto que este caldo va a la carpeta de recetas y más con el frío que está ultimamente haciendo.
    Besotes a toda la familia amiga.

    ResponderEliminar
  36. Te veo muy atareada con el mantel, te quedará cuando lo termines una mesa muy elegante.

    Desde luego el plato que has preparado hoy quita el frío sin duda alguna

    Y Anthony siempre en tu corazón...

    Espero que lo pases muy bien en el cumpleaños, ya nos contarás

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  37. Kasioles, qué cierto es haber tenido una familia y un amor que te aporte tanto, porque aunque te falten podemos tenerlos presentes a través de sus recuerdos.
    El caldo gallego con condimentos tan ricos tiene que estar buenísimo. Los pimientos rellenos me salieron tal como tú los presentaste.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  38. querida amiga ya ves el tiempo que hace que no nos comunicamos ...yo hago ver que estoy bien pero no aun estoy muy justita el brazo izquierdo es como si no lo tenga¡o todavia...no me apoyan ni los dedos de dolor mañana me viene a casa un fisoterapeuta a darme masajes ...ademas en el brazo derecho me los dara desde el codo al hombro se puede decir que solo tengo los dedos con los que te escribo en el ordenador ....
    gracias cariño yo te veia en algun blog que entre por mucho compromiso pero haber so poco a poco me pongo al corriente.
    besosssssssssssssss
    Marina

    ResponderEliminar
  39. Ka
    Es este tu blog el primero que visito , mi ordenador está en reparación y hoy mi hijo me apareció con un portátil nuevo que me estoy haciendo con el .
    Me gusta encontrarme aquí con Lucho.
    Tu poema lleno de pasión y de añoranza es precioso´es difícil, muy difícil transmitir los sentimientos y tú lo haces maravillosamente ¡Poeta!.
    ¡Gracias por existir!
    Besos.
    André.

    ResponderEliminar
  40. Hola Kasioles, que bueno este caldito que nos dejas y ahora que hace frío a calentar un poquito el cuerpo que nos vendrá muy bien, tengo una amiga gallega y ella muchas veces ya me ha dicho como se hace el caldo gallego pero desde luego que el tuyo también me lo llevo:)
    Es un placer venir y sentir ese cariño que despliegas en todas tus letras ya sea las que le dedicas a tu querida madre como a tu querido Anthony, que bonito ver el amor que os tenéis:)
    Gracias por compartir tanto bueno con nosotros, cuidate mucho vale?

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  41. El frío ya va dejando huella y este caldo viene ideal para combatirlo.

    Espero que te gusten las fotos que he tomado de mi último viaje, dentro de nada voy a poner una entrada.

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  42. Y no te ha sobrado un poquito para ahora?

    El mantel te va a quedar precioso. Estoy segura de que tu madre te ha guiado en todos los pasos. Que afortunado es tu esposo!

    Besotes dulce Kasioles.

    ResponderEliminar
  43. Con el frío que ya tenemos seguro que un caldíto gallego nos vendría de maravillas con lo bueno que está y más preparado con tanto amor como tu haces todo , seguro que debe saber a gloría como mínimo .
    Me encanta siempre con el cariño que hablas a tu madre y las Poesías que dedicas a Anthony , seguro que tu madre se siente muy orgullosa de ti y de todo lo que haces y que Anthony es muy feliz a tu lado . Me encanta leerte , Kasioles ! Me pareces una persona muy linda y cálida .
    Un abrazo bien grandote .

    ResponderEliminar
  44. Que bien huele siempre por estos lares amiga

    Te dejo mil besos a cambio de esta receta

    ResponderEliminar
  45. mmm todo rico!!!!!!!!!!!
    y tan bonito, te felicitoo!!!
    Un abrazo enorme, tu mamá desde el cielo se debe sentir orgullosa de ti.
    mar

    ResponderEliminar
  46. No me queda la menor duda de que ese caldo galego en el mantel rosa va a estar súper bueno. Siempre me haces recordar a mi madre, cuando te leo no puedo evitar que se me nublen los ojos, soy así, de lágrima fácil y me emociono con gente como tú. Ella también me enseñó a coser y a cocinar. Poeta Kasioles te mando un abrazo azul.

    ResponderEliminar
  47. Hola amiga, que bonita carta escribes a tu madre, sabes que pienso que ella las recibe todas, es porque pones mucho amor en tus letras, y ella siempre está cerca, no porque hagas sus guisos, si no porque ella se ha quedado a tu lado, y notaras sus pasos, y más de una vez su mano acariciando tu pelo, ella esta tan cerca de tu que te cuida y te manda su saber hacer a tus manos. Se feliz amiga, ella lo es y sonríe al leer tus cartas. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  48. Ummmmmmmmmmmmm, que bueno para los días de frío...

    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Un saludo.
    Bellas plabras aderezadas con buenos sentimientos en tu corazón, la mejor comida del día. Un abrazo. Kasioles.

    Menuda cocinera estás hecha¡¡
    Abrazo grande. Besos.

    ResponderEliminar
  50. Delicioso!!!! con lo que a mi me gustan tanto las sopitas hirvientes jijiji me gustan mucho es la verdad....
    Kasioles tus letras, el video, el poema, estamos premiados preciosa. mil gracias por tu amistad :*

    ResponderEliminar
  51. Contigo, Kasioles, recobro una paz interior. Mejor dicho, intuyo que eres una mujer dulce, muy humana y que quiere a su familia ante todo.
    No cambies.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  52. Hola Kasioles. Que reconfortantes y cálidos son tus poemas y ese caldito gallego.

    Besos y gracias por dejar comentarios como ramos de violetas.

    ResponderEliminar
  53. Que delicioso pote gallego has elaborado Kasioles.
    No tenía idea de como se hace ni de cuantos ingredientes lleva, pero lo he degustado tantas veces, en mi estancia de estudiante en Galicia...
    y es una verdadera delicia, especialmente el de grelos.
    He de pasarme por tu blog, aunque sea de puntillas y aprender estas cosas ricas que tan buena pinta tienen. Eres una artista, en la cocina en tus poemas, pero sobre todo una gran persona, estoy segura.

    Un gran abrazo y gracias por todo.

    ResponderEliminar
  54. Hola querida amiga primero que nada te pido disculpas, por el atraso en venir no estoy entrando mucho a los blog por falta de tiempo, pero aquí estoy para disfrutar tu hermosa entrada sabes me eh emocionado mucho me siento identificada contigo, lo que haces en recuerdo de tu madre yo lo hago en recuerdo de mi esposo al igual que tu cuando hago algo que el le gustaba mucho hacer siento como si fuera el el que me guía, no me refiero en comida si no más bien en el jardín, que eh tratado de mantener igual como el lo asía trabajo mucho me me reconforta imaginar lo feliz que sería el si lo viera, gracias por compartir tan bella entrada me gusto mucho te deseo que todo te quede muy bien estoy segura que así será ese mantel lucirá precioso el día de navidad.

    Un abrazo muy grande mis sinceras felicitaciones que estés muy bien tu blog irradia paz y alegría.

    ResponderEliminar
  55. Así es, se toma el caldo de segundo plato y de primero el cocido.
    No no, esto no es como la sopa. Eso seguro que lo sabía muy bien tu madre y tú seguro que también, Kasioles.
    Nunca me canso de comerlo. Y en invierno apetece de carallo tomarlo porque calienta todo el cuerpo.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  56. Un poema lleno de amor, en realidad, es mas un amor con tanta fuerza, que se ha convertido en poema.
    Y ese caldo gallego... que no se como lo has hecho, que has conseguido que lleguen a mi sus aromas. ¡¡que rico!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Hola mi hermosa Kasioles.
    Paso a disfrutar de la belleza de todo lo que aqui nos regalas, ese olorcito del caldo es bien apetitoso, mientras escucho esa música que revive recuerdos al leer tus profundas y bellas letras.
    Que tu fin de semana sea maravilloso.
    Un gran abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  58. Me encantan tus platos únicos: Madre. Caldo. Familia.
    Besos, Kasioles.
    Con esto ya no hace falta ni entrante ni postre. Todo es un conjunto de cariños.

    ResponderEliminar
  59. Feliz cumple, feliz estadía en Segovia.

    Y qué plato más contundente y delicioso se ve. Gracias por la receta.

    Besos

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS......