Seguidores

martes, 17 de enero de 2017

NUNCA ES TARDE PARA BRINDAR Y DESEAROS UN FELIZ AÑO 2017

Querida madre: Después de tantas semanas sin escribir, seguro que te sorprenderá el recibir mi carta.


Pero tú bien sabes que he hablado contigo todos los días, a pesar de lo atareada que he estado.

 Con nuestros seguidores no ocurre lo mismo, los tengo un poco preocupados, siguen arropándome con sus comentarios, se interesan por mí y me preguntan si estoy bien de salud, de momento he tenido suerte, la gripe me ha respetado y ha pasado de largo.

Son tantos los amigos que nos han visitado (casi llegan a 300) que se ha formado un “tapón” y a partir de los 200 comentarios mi blog ya no carga más.

Por suerte, los recibo en mi correo electrónico y, según mi costumbre, suelo devolverles la visita pese a que mi tiempo es limitado.

Decir que se lo agradezco y que me acuerdo de todos, es poco, pero lo cierto es que me he acostumbrado a leer sus entradas y, sobre todo, a recibir esas palabras de cariño con las que me siento arropada y feliz. Repito: Mil gracias por no olvidarme, os quiero a todos.

Ahora, escuchad esta canción que me ha parecido adecuada para acompañar a este poema que he escrito para él:


  
ABRÁZAME, AMOR MÍO
ABRÁZAME CON FUERZA
TE NECESITO A MI LADO
PARA SENTIRTE MUY CERCA.

NUNCA OLVIDARÉ  AL LUCERO
QUE ILUMINABA MI VIDA
ME HACÍA SENTIR QUERIDA
Y ARROPADA CON PASIÓN.

YA NO SÉ SI FUE LOCURA
LO QUE DURÓ TANTOS AÑOS
LO QUE SÍ SÉ ES QUE LOGRAMOS
MANTENER VIVO EL AMOR.

DÍA A DÍA, CON CARICIAS,
CON PALABRAS Y SONRISAS,
REAVIVAMOS LA LLAMA,
QUE ENCENDÍA LA PASIÓN.

HOY, YA SIN TI…
AGONIZA LENTAMENTE
PERO EL RESCOLDO ES TAN FUERTE
¡QUE AÚN ARDE  EN MI CORAZÓN!



Atrás hemos dejado las fiestas y con ellas las grandes reuniones familiares.








Como parte de mis hijos ha estado bajo la influencia de esta epidemia gripal que nos invade, no he tenido mucha inspiración para decorar la mesa ni para idear alguna receta que se salga de las habituales.








De casualidad salió esta ensalada de escarola, tomate, cebolleta y granada, por su colorido entra por los ojos y apetece probarla, os gustará.



Esta otra también estaba buenísima, lleva, en el centro, tiras de pimientos rojos asados (van aliñados con sal, ajo picadito, perejil, aceite y un poco de vinagre) alrededor lleva hojas de cogollos de lechuga con un poco de salmón ahumado y unas anchoas en aceite. Bordeando la ensalada, he puesto unas aceitunas verdes rellenas de anchoa.

La ensalada con granada acompañó a un plato de carne, la otra, a un pescado al horno.

Madre, tengo que buscar una foto que me han hecho el último día del año, verás que los años han pasado, que ya no soy aquella, pero mi cariño sigue intacto, es tan grande como el de aquél día en que tuve que darte aquél apretado abrazo.

Os quiero con el alma.


Cariños.

                          Kasioles

miércoles, 23 de noviembre de 2016

SALPICÓN DE BONITO


Querida madre: Seguro que me has echado en falta, he estado tan callada en estos últimos días…

Sabes que el otoño no me gusta, pero en cambio me apasionan sus colores.



Me entristece contemplar como los árboles van perdiendo sus hojas y, mucho más, ver sus ramas frías y desnudas.
No puedo remediar el compararlos con nuestra existencia, desde que se nace, poco a poco, casi sin notarlo, vamos  envejeciendo, nuestra piel se llena de pequeños surcos y las fuerzas, al ir mermando, volvemos a necesitar ayuda, como cuando éramos pequeños.


Hace ya bastante, pienso en la estación otoñal como el declinar de la vida ¡menos mal que vendrán más primaveras!
Pero pensando en que nuestro viaje es sólo de ida, se me ha ocurrido escribir algo que tiene que ver con ello.

       
                   TÚ Y YO

PASAJEROS EN UN TREN SÓLO DE IDA
CON PARADAS EN DISTINTAS ESTACIONES
PENSATIVOS NOS ENCONTRAMOS AQUÉL DÍA
EN EL VAGÓN QUE TRANSPORTABA LAS MOCHILAS
CARGADAS DE VIVENCIAS, RECUERDOS Y EMOCIONES.

SIN GANAS DE ENTABLAR CONVERSACIÓN
NOS SALUDAMOS CORTÉSMENTE
SU ASIENTO ESTABA FRENTE AL MÍO
Y AL POCO NOTÉ SU MIRADA INSISTENTE.

BAJÉ LOS OJOS UN TANTO NERVIOSA
Y ABRÍ EL BOLSO INSCONCIENTEMENTE
INTENTÉ BUSCAR ALGO QUE LOGRASE
EVADIRME DE ESTE APURO INMINENTE.

MAS…PRONTO SENTÍ QUE ME ATRAÍA
EL TONO DE SU VOZ Y CALIDEZ
LOS RECUERDOS VOLVÍAN A MI VIDA
Y, A SU LADO, ME HACÍAN SENTIR BIEN.

DESPUÉS DE AQUELLA LARGA CHARLA
EN QUE LOS DOS EMPATIZAMOS TAN BIEN
SE APEÓ EN UNA NOCHE LLUVIOSA Y FRÍA
Y FUE ENTONCES, CUANDO ME DI CUENTA,
QUE UNA PARTE DE MI ALMA
TAMBIÉN SE IBA CON ÉL.

Se acercan las fiestas y he pensado en hacer un salpicón de bonito,  seguro que gusta a todos.

INGREDIENTES: Dos rodajas grandes de bonito fresco, 750g de gambas congeladas, dos patatas, 4 o 5 huevos, una cebolleta, medio pimiento rojo y medio verde, aceitunas negras y verdes, perejil,  dos dientes de ajo, 2 hojas de laurel, aceite, sal y vinagre.



PREPARACIÓN:
1-Poner en una cazuela agua con un casco de cebolla, una hoja de laurel y sal, llevar a ebullición y echar las dos rodajas de bonito. Dejar cocer 8 minutos.

2- Retirar, escurrir y dejar enfriar.

3-Cocer durante 10 minutos los huevos. Pelar y reservar.

4-Cuando el bonito está frío, limpiar las rodajas de pieles y espinas, retirar también las partes más oscuras.

5-Cocer de 20 a 30 minutos las patatas con su piel, ponerles el punto de sal. Dejar enfriar, pelarlas. Reservar.

6-Picar en dados pequeños los pimientos y la cebolleta. Reservar.

7-Trocear el bonito  y reservar.

8-Cuando las patatas estén bien frías, cortarlas en dados.

9-Pelar las gambas. Reservar las cabezas y pieles.

10- Hacer un caldo de pescado con las cáscaras y cabezas de las gambas,  añadir al agua de cocción un ramillete de perejil, un trozo de cebolla, otro de puerro y una zanahoria. Salar. Cocer 15 minutos, desespumar, colar y reservar.

11-Saltear las gambas con dos dientes de ajo enteros y un poquito de aceite.

12-En un vaso batidor echar un puñado de hojas de perejil fresco, un poco de sal gorda, dos o tres yemas de huevo cocidas y doble cantidad de aceite que de vinagre (a gusto). Triturar bien todo y alargar la mezcla con un poco de caldo de pescado reservado.

13- Montar el salpicón. Sobre la fuente en que se va a presentar, se cubre todo el fondo con los dados de patata, sobre ella se pone el bonito desmenuzado y las gambas salteadas.

14-Agregar la cebolleta y los pimientos picados. Trocear las claras y el resto de los huevos cocidos. Añadir las aceitunas picadas y aderezar con la mezcla de perejil, yemas, aceite y vinagre. Degustar.


Y lo cierto es que está buenísimo.


Por hoy ya termino, pero antes quiero enviarte  los cariños de todos, para todos, junto con un  fuerte abrazo de tu hija.

                              Kasioles



















martes, 8 de noviembre de 2016

CABRILLAS AL HORNO SOBRE LECHO DE VERDURAS



Querida madre: En una de mis últimas cartas te comentaba el viaje que he hecho en octubre a Chiclana de la Frontera.





Tengo más fotos de aquella bonita puesta de sol desde la Playa del Puerco y, al mismo tiempo que te las envío, quiero compartirlas con todos nuestros seguidores, espero que sean de su agrado.


Desde esa torre vigía, cuya misión era militar, más tarde se convirtió en un punto importante para observar el paso de los atunes.
Hoy tiene un mirador desde el cual se pueden contemplar unas vistas maravillosas con el mar al fondo, se accede a la torre por una rampa que ya está pavimentada.


Mientras esperaba que el sol se metiera, me fui a caminar por la orilla de la playa, hoy, al recordar la palabras que SINDEL ha propuesto para esta semana, escribí:



SIN VOZ TE HABLO, TE PIENSO, TE SUEÑO


Allí, sentada en la playa
Con la mirada ausente
Cuando crees mirar, sin ver,
Y el tiempo pasa lentamente…




De pronto, me invade la nostalgia,
Me levanto y camino pensativa
Por la orilla de la playa,
Casi no hay gente,
El sol está a punto de ocultarse
Y la luz del atardecer
       languidece.

 Según camino…
Dejo atrás el rastro de mis pisadas,
Mis huellas se marcan en la arena,
Pero muy pronto, las barrerá el agua.









No puedo por menos que pensar en ti
En lo que sería nuestro paseo por la  playa,
Sin voz, porque de la emoción
Sería incapaz de articular palabra,


Te miraría a los ojos, verías mi cara
Y por la expresión de mi mirada,
Sabrías que te estoy besando y amando
Con la misma pasión que tu corazón reclama.



Hoy voy a la cocina a preparar algo que no había comido nunca, se trata de un pescado de carne blanca y tersa, lo he visto el otro día en el mercado y me han entrado ganas de probarlo, se conoce con el nombre de cabras, cabrillas o gallinetas.
Las he preparado al horno sobre un lecho de verduras.
  
INGREDIENTES: 2 cabras o gallinetas (decid al pescadero que las abra para hacerlas a la espalda), 3 patatas, un puerro, un pimiento rojo, 2 cebollas, un calabacín pequeño, un tomate rallado, un vaso de vino blanco, sal, pimienta, perejil (para decorar, opcional) y aceite.



PREPARACIÓN:
1-   Pelar, lavar y cortar, en rodajas no muy gruesas, las patatas. Reservar.

2-   En una sartén, con aceite no demasiado caliente, ir friendo las patatas, mejor que se vayan haciendo lentamente para que no se doren demasiado. Cuando estén, escurrir y reservar.

3-   Mientras, pelar y picar las cebollas en juliana, el puerro en rodajas y el pimiento en tiras.

4-   Poner una sartén con un poco de aceite sobre el fuego, laminar tres dientes de ajo y dejar que tomen color.

5-   Añadir las verduras a excepción del calabacín y el tomate. Dejar pochar un rato.

6-   Cortar el calabacín en rodajas.

7-   Añadirlo a las verduras a medio pochar. Dejar todo el conjunto unos minutos sobre el fuego. Ponerle el punto de sal.

8-   Incorporar el tomate rallado, mezclar y dejar unos minutos más. Preparar la cama del pescado.

9-   Colocar, sobre la bandeja de horno, las patatas reservadas.

10-               Cubrir con las verduras.

11-               Encima colocar el pescado abierto y salpimentado, regar con un hilo        de aceite y un buen vaso de vino blanco.

12-              Meter al horno precalentado a 200 grados durante unos 15 minutos         más o menos.

13-              Retirar y degustar.

Y con este rico plato, doy por terminada mi carta, en otra te contaré más cosas.
Abrazos y cariños de todos para todos.
                                                       Kasioles