Seguidores

miércoles, 8 de junio de 2016

MERLUZA CON SALSA ROJA.

Querida madre: Cuando escribí esta carta, estaba sola en el pueblo, fue el domingo pasado.
Miro a mí alrededor y me siento insignificante, es tanto lo que se percibe…
Tú bien sabes que, al igual que a ti, nunca me ha gustado estar sola.
¡Menos mal que pronto llegarán todos!
Te imaginarás el porqué he llegado la primera, ya cuece sobre el fuego la caldereta de pescado que estoy haciendo, estará a punto para cuando lleguen.

Como hace buena temperatura, he salido al porche para escribirte, hoy comeremos al aire libre.


Observo unos pájaros buscando comida entre el césped, intenté hacerles alguna foto pero, como tienen un oído tan fino, enseguida se echan a volar.




También se pasea por aquí alguna que otra paloma, las he visto beber en esta “piscina”que ha formado el agua de lluvia sobre la lona que la cubre.


Madre, sin vosotros y no estando los demás a mi alrededor, se masca un
silencio, que solamente yo puedo sentir en el corazón, por lo demás, la Naturaleza está despierta y seguro que me dice muchas cosas si le presto atención.











Y ahora, con la palabra que Sindel ha propuesto para esta semana: DESDE EL MISMO SOL,  he escrito:


  
DESDE EL MISMO SOL EN QUE TÚ Y YO…

HOY RECORRÍ EL CAMINO DE LA HUERTA
RECORDÉ LA DE VECES QUE LO HACÍAS TÚ
TE BUSQUÉ ENTRE LOS ÁRBOLES VESTIDOS DE VERDE
Y ELLOS ME DIJERON QUE NO ESTABAS TÚ.

TE BUSQUÉ EN LA TIERRA QUE GUARDA TUS HUELLAS
QUISE PREGUNTARLE SI SE ACORDABA DE TI
NOTÉ QUE LLORABA AL NOTAR MI ANGUSTIA
Y TAMBIÉN LO HACÍA PORQUE TE VIO PARTIR.

NO QUISE BUSCARTE EN EL LECHO QUE JUNTOS
COMPARTIMOS TANTOS MOMENTOS DE AMOR
LAS PAREDES, CÓMPLICES DE TANTOS ANHELOS,
AÚN GUARDAN EL SECRETO DE NUESTRO CANDOR.

DESDE EL MISMO SOL QUE ACARICIABA NUESTRA PIEL
DESPIERTAN Y TOMAN VIDA MIS RECUERDOS CONTIGO
ANCLADO TE LLEVO EN EL CORAZÓN, AMOR MÍO,
CUAL BARCO QUE NECESITA  CUIDADOS Y ABRIGO.

Y ahora paso a prepararos un rico plato de pescado que suele gustar a todo el mundo: 
INGREDIENTES: Un lomo de merluza, cuarto kilo de almejas, una lata de espárragos blancos, tres huevos cocidos, un vasito de vino blanco, agua de la conserva de los espárragos, una cucharada de harina, dos o tres dientes de ajo, un pimiento rojo asado y cuatro del piquillo (de bote), una cebolleta, líquido de la salsa resultante al hacer la merluza, un ramillete de perejil, sal y aceite.

PREPARACIÓN:
1-     Dividir en raciones el lomo de merluza, salar y reservar.

2-     En una cazuela amplia, echar un buen aceite de oliva, que cubra el fondo, dejar calentar y añadir los ajos picados, esperar a que tomen color, pero que no se tuesten demasiado.

3-     Añadir una cucharada de harina, remover para cocinarla e incorporar los trozos de merluza con la piel para abajo.

4-     Regar con parte del caldo de los espárragos, el vaso de vino blanco y, si fuese necesario, un poco de agua. Espolvorear con perejil picadito y subir el fuego para que se evapore el alcohol.

5-     Dejar que se haga el pescado de dos a tres minutos de cada lado, Añadir las almejas que habremos metido en agua con sal para que suelten las arenas que pudieran tener. Tapar la cazuela y esperar a que se abran.

6-     Una vez abiertas, se distribuyen por encima los espárragos y se espolvorea el conjunto con perejil picadito.

7-     Decorar con los huevos cocidos en rodajas.

8-     Para la salsa de pimientos, pondremos en el vaso de la batidora un pimiento asado, sin piel ni pepitas o cinco pimientos del piquillo (de bote), una cebolleta picadita pochada con un diente de ajo, hojas de perejil y un poco de la salsa de la merluza. Triturar todo, rectificar el punto de sal y servir en salsera aparte.

 Ahora ya sólo queda llevarla a la mesa y degustarla. Como Kasioles no tiene abuela, os digo que me ha quedado de diez y está riquísima.



Se me olvidaba decirte que, dentro de poco, nos iremos de vacaciones, aunque no escriba, me acordaré de vosotros y de todos nuestros seguidores ¡Hasta la vuelta!

Os dejo un montón de cariños y abrazos para compartir.

                                                 Kasioles

miércoles, 1 de junio de 2016

ENSALADA DE BURRATA Y TOMATES.

Querida madre: Este mes de mayo tan inestable, un otoño nos evoca, pero los árboles, con sus vestidos verdes, nos hacen ver que la estación es otra.





Sale el sol muy de mañana, al poco, como si de un juego se tratase, vuelve a esconderse, el cielo se torna de azul a gris y las nubes aparecen.







De pronto… la oscuridad 

abraza al día incipiente, los 

nimbus se vuelven oscuros 

y, sin darnos cuenta, la lluvia 

arrecia y se crece.





Pensaré en positivo, no hay mal que por bien no venga, se regará mi jardín y lo plantado en la huerta.




La semana pasada no estuvimos en el pueblo, nos hemos ido todos a Madrid, una de mis hijas políticas celebraba su cumpleaños. 


Su chalé tiene un pequeño jardín y nos 

obsequió con una estupenda comida 

en la que Willi, su marido, ha puesto 

todo su arte y cariño





El aperitivo lo sirvieron en el jardín y la comida en el salón.

 



Encendió la barbacoa y, al olor que desprendía todo lo que allí se estaba asando, estimuló los jugos gástricos de algún vecino que también se unió a la celebración. Pasamos un día de esos que no se olvidan.








En los brindis, os teníamos presentes, en el corazón de cada uno de nosotros, había un hueco para  arroparos con amor.




Ahora voy a poner una canción que me ha recordado a mi amigo Sandro, ¿Os acordáis de él? Fue aquél que, después de tantos años, me lo encontré una mañana por la calle y luego me dio plantón al día siguiente.
Pensando en él y en la palabra que Sindel ha propuesto para esta semana, escribí:



CON EL PENSAMIENTO TE LLAMO,
HOY PRESIENTO QUE NO ME ESCUCHAS,
 AÚN ASÍ….

¡CLARO QUE TE EXTRAÑO!
HE DE RECONOCERLO,
HABÍAS ECHADO RAÍCES
EN MI CORAZÓN CANSADO
ATESTADO DE RECUERDOS.

ERAS…
PILAR EN QUE ME APOYABA
CÓMPLICE DE MIS SECRETOS
AMIGO EN QUIEN YO CREÍA
Y UNA LUZ EN MI SENDERO.

DE TUS CONSEJOS BEBÍA
DE TUS MANOS YO ME ASÍA
CUANDO APENAS CAMINABA
POR UN SENDERO DE ESPINAS.

ME ENSEÑASTE A SONREÍR
A VER LUZ EN LAS ESTRELLAS
A DESPERTAR LA ILUSIÓN
QUE YACÍA ENTRE TINIEBLAS.

PERO…¡ASÍ DE DURA ES LA VIDA!



YA TODO HA QUEDADO ATRÁS
SOLA CONTINUARÉ EL CAMINO
ME HAS ENSEÑADO A VOLAR
Y DEBO SEGUIR MI DESTINO.
SIEMPRE ME PREGUNTARÉ:
¿NOS VOLVEREMOS A ENCONTRAR?

Y ahora voy  a compartir con vosotros una receta sencillísima de una de las ensaladas que nos había preparado mi hijo Willi, el día que estuvimos en su casa.
ENSALADA DE BURRATA Y TOMATES.
Para aquellos que no conozcáis la burrata, os diré que es un queso italiano, fresco y cremoso, hecho con leche de búfala.
INGREDIENTES: Queso burrata, tomates deshidratados y especiados, un lecho de brotes verdes (rúcula, espinaca, albahaca, canónigos, etc.) un buen aceite de oliva virgen y sal maldon,

PREPARACIÓN:
1-     Poner los brotes cubriendo el fondo de una ensaladera.

2-     Colocar encima la burrata partida en trozos.

3-     Repartir sobre la ensalada los tomates deshidratados y aliñarla con la sal maldon y el aceite especiado del envase donde venían los tomates.

4-     Otra forma de hacer la ensalada, es partir la burrata de  forma que ocupe la parte central de una fuente y, alrededor, ir poniendo gajos de tomate sin pepitas, aliñar con sal y un buen aceite de oliva. Están buenísimas.

Esta carta se ha alargado demasiado pero, como hay para todos los gustos, cada uno que se quede con lo que más le interese y agrade.

Hasta la próxima, te dejo abrazos con los cariños de todos nosotros. Os llevamos en el corazón.
                                       Kasioles

miércoles, 25 de mayo de 2016

GUISO DE ESPÁRRAGOS CON CHORIZO

Querida madre: ¡Qué rápido se me pasan las semanas!
Tengo la sensación de que el AHORA, no existe, el tiempo discurre a tanta velocidad, que los segundos en los que he comenzado a escribir esta carta, se han ido, ya pertenecen al pasado.
¡Vaya cosas que pienso! Pero sé que tú no te sorprendes, ya me conoces, pongo alas a la imaginación y me dejo llevar por extraños pensamientos.
Ahora se me ocurre… ¿Qué tipo de alas necesitaría para ir a visitaros?
Hoy quisiera convertirme en una especie de DRONE, parecido al que le han regalado a tu nieto WILLI el día de su cumpleaños.











El domingo que nos reunimos todos en el pueblo, lo trajo para probarlo, no, no pienses que es un pastel, nada más lejos de la realidad.Los drones son pequeños aparatos voladores no tripulados y se controlan de forma remota, se utilizan para realizar varias funciones: Son capaces de enviar una pizza a su destinatario o encontrar personas perdidas en bosques, ya que pueden volar a poca altura, o localizar plagas que estropean los cultivos, etc.
De lo que yo puedo dar fe, es de que he visto unas fotos preciosas que va grabando en su vuelo.
Te las mando para que veas los nuevos adelantos tecnológicos ¿Te sorprenden? A mí también.
 

Escucha ahora esta canción de Marisol, seguro que la recuerdas.





HÁBLAME DE AMOR, CARIÑO MÍO,
HÁBLAME Y DIME QUE SIENTES POR MÍ
QUISIERA VOLVER A ESCUCHAR TU LATIDO
PARA NO OLVIDAR LO FELIZ QUE FUI.

HÁBLAME Y DIME PALABRAS DE AMOR
AQUELLAS, LAS QUE SUSURRABAS PARA MÍ,
ERAN TAN DULCES, COMO EL AROMA DE LA FLOR,
Y SE ACALLARON EN UNA TARDE GRIS.


HÁBLAME Y DIME, QUE LA LARGA AUSENCIA,
NO OBSTACULIZA TU AMOR POR MÍ
DIME QUE ME QUIERES TANTO
COMO YO TE QUIERO A TI.

DIME QUE VENDRÁS ESTA NOCHE
EN SUEÑOS TE VERÉ SONREÍR
NOTARÉ EL CALOR DE TU PIEL
CUANDO EN SUSURROS ME DIGAS…
¡TÚ BIEN SABES LO QUE QUIERO OÍR!

Y ahora, madre mía, voy a preparar, para todos los que nos leen, unos espárragos de temporada que están diciendo… ¡cómeme!

INGREDIENTES: Una bolsa de espárragos naturales, un chorizo, un trocito de jamón (mejor ibérico) una cucharada de harina y otra de pimentón dulce o agridulce, (al gusto), un poco del agua de la cocción de los espárragos, tres dientes de ajo, aceite, sal y perejil.

PREPARACIÓN:
1-     En una cazuela amplia, poner abundante agua a hervir con sal y una pizca de azúcar. Cuando hierva, echar los espárragos bien pelados y lavados. Dejar cocer de 15 a 20 minutos, dependiendo de lo gruesos que sean.

2-     Mientras cuecen, picar los dientes de ajo, trocear el chorizo, el jamón y preparar las cucharadas de harina y pimentón.

3-     Cuando los espárragos están cocidos, se escurren y retiran. Reservar también parte del agua de su cocción.

4-     En la misma cazuela, limpia y seca, echar aceite, que cubra el fondo.

5-     Cuando está caliente, se añaden los ajos y, cuando empiezan a tomar color, se incorporan los trozos de chorizo y jamón.

6-     Añadir la cucharada de harina.

7-     Separar la cazuela un poco del fuego y echar la cucharada de pimentón, remover el conjunto para cocinar la harina.

8-     Regar con el agua de la cocción de los espárragos que habíamos reservado.

9-     Trocear los espárragos ya cocidos y templados.

10- Añadirlos a la cazuela y espolvorearlos con perejil picadito. Dejar cocer todo junto unos minutos para que se mezclen los sabores.

11- Decorar con huevos poché a los que he echado sal y unos granitos de pimienta roja y negra. Cocer los paquetitos en agua hirviendo 4 minutos, desatarlos y colocarlos sobre cada ración de espárragos.


Madre, te seguiré contando, nos hemos reunido la familia entera, en Aravaca, (Madrid) el domingo pasado.

Dejo cariños y abrazos de todos para todos.

                                       Kasioles