Seguidores

lunes, 19 de agosto de 2019

HOY TOCA QUESOS


Querida madre: Aunque acabamos de regresar de viaje, en esta no voy a contarte nada, tan solo pondré algunas fotos para amenizar la entrada.

 
Primeramente quiero aclarar las preguntas que han derivado tras la lectura de mí última carta.
 

Personas conocidas me han preguntado ¿Te has vuelto a enamorar? Hasta tenían curiosidad por saber dónde lo había encontrado ya que no suelo salir mucho de casa.

 

 
Pero insistían, y las preguntas se sucedían una tras otra: ¿Quién es? ¿Dónde lo conociste? ¿Es algún vecino?

 


 
 
 
 

 
¡Pero si yo sólo he pretendido hacer una reflexión sobre el amor!
 
 
 

 
Según la escribía, he vuelto a revivir las sensaciones cuando Anthony venía a verme, confieso que la noche anterior no dormía de impaciencia, luego me arreglaba y corría a su encuentro pero, de la emoción, nada decía, las palabras se atascaban y sólo la felicidad que  reflejaban mis ojos transmitía los sentimientos de mi corazón.
 

Y a pesar de que a Anthony lo llevo en el alma y su recuerdo es imborrable, Kasioles sigue siendo una romántica soñadora, me gusta querer y que me quieran, y como sé que el amor es una de las razones por las que merece la pena vivir, me encanta admirar la belleza de todo lo que me rodea.

 

Por mi emotividad, soy capaz de enamorarme de la sensibilidad de otra persona, de los sentimientos que transmite cuando habla, incluso cuando escribe (recuerdo que en mi juventud estaba enamorada de M. Delibes después de haber leído parte de sus libros) o de lo caballeroso que puede ser un hombre ante una dama a la que cede el asiento, le abre la puerta o la saluda amablemente todos los días ¡lástima que de esos ya queden pocos!

En fin, mantener una ilusión en la vida nos ayuda a seguir vivos y a valorar más el nuevo día.

Y ya que de AMOR hablo, no puedo olvidar el que me han aportado los que ya no están, los que todavía tengo a mi alrededor (hijos y nietos) y el de vuestro apoyo y cariño cuya constancia y dedicación valoro y agradezco en cada comentario.

 

Otra de las cosas que quiero aclarar, es que no todo lo que escribo es personal, cierto es que hay mucho de mis vivencias pero, a veces, también dejo rodar la imaginación.

 

 

Y como todavía no he empezado a cocinar, os mando ensaladas y quesos que es lo que apetece con este calor.


El queso central es el payoyo emborrado en romero, el de la izquierda es un queso con pimentón, es canario y el otro es de cabrales.

 

Una de las ensaladas es de pimientos del piquillo con anchoas y aceitunas.


 

La otra lleva unos tomates exquisitos y lechuga del norte, con hojas muy tiernas.

 

Prometo contaros más cosas en la próxima.

Os mando un ramillete de cariños de todos para todos.

                                                  Kasioles

 

 

miércoles, 7 de agosto de 2019

ENSALADA DE BURRATA AL PESTO


Querida madre: Con el calor tan agobiante que estamos soportando  este verano,  hasta se me quitan las ganas de escribir, aunque reconozco que también influye el no tener Internet   en el pueblo.




Pese a ello, tú sabes bien que no dejo de hablar contigo y te tengo al día de todo lo que hacemos. 




En el pueblo duermo mejor y, los fines de semana aquella casa un tanto solitaria sin vosotros, se vuelve a llenar de vida.





Tanto  lo más pequeños como los mayores, no han salido del agua ¡lo que han podido disfrutar! Sus risas resuenan en la lejanía y yo me siento feliz.








Siempre que tengo un rato libre escribo o escucho música, las canciones románticas me suelen inspirar, hoy os dejo algo que es más bien una reflexión sobre el amor. Escuchad también esta canción de Perales.





NO QUERÍA ENAMORARME,
PERO NO HAY VOLUNTAD
QUE FRENE AL AMOR.
NO HAY RAZÓN PARA ENTENDERLO,
MOTIVOS PARA EVITARLO
Y, CUANDO DE AMA DE VERAS,
NO HAY BARRERA QUE PUEDA DETENER
LOS SENTIMIENTOS DEL CORAZÓN.
EL AMOR ES ALGO INSTINTIVO,
ES UN IMÁN TENTADOR,
ES LA FUERZA QUE TE ARRASTRA,
UN AFÁN QUE NO CONTROLAS,
UNA LOCURA SIN REMEDIO
QUE TE EMPUJA A SU ENCUENTRO
PARA ACARICIAR SU CARA
SENTIR SU TACTO EN TU PIEL
Y VIBRAR CUANDO TE HABLA
INCLUSO CUANDO TE MIRA
ES MÁS, EL AMOR NO NECESITA PALABRAS
Y POCO IMPORTA SI ES PECADO
O SI COMETES TRAICIÓN.
DIOS, QUE TODO LO VE
Y BIEN GRANDE ES SU PERDÓN
DESDE AQUÍ VA MI PREGUNTA:
¿HAY ALGÚN PECADO EN EL AMOR?

Y como con estos calores da pereza encender los fogones, hoy voy a dejaros algo fresquito que me ha hecho el fin de semana pasado uno de mis hijos, el que es un mago en la cocina. Gracias Willi, siempre que te veo me recuerdas a tu padre, sois tan parecidos…. Disfruta de tus vacaciones en Málaga con la familia.
  
ENSALADA DE BURRATA AL PESTO:

INGREDIENTES: Unos tomates rojos y duros (hemos ido a la huerta a cogerlos), salsa al pesto, una bola de burrata (es un queso fresco típico de Italia hecho con leche de vaca y tiene forma redonda), salsa al pesto, un diente de ajo, aceite, sal, pimienta y una jeringa con una aguja muy gruesa.



PREPARACIÓN:

1.-Cortar los tomates en rodajas y cubrir una fuente redonda con ellos.

2.-Echar en un cuenco parte de la salsa de pesto comprada, añadirle uno o dos dientes de ajo prensados y aceite, remover.

3.-Colar la salsa, reservar.

4.-Colocar en el centro de la fuente donde están los tomates la bola de burrata.

5.-Con la jeringa, aspirar parte de la salsa de pesto.

6.-Inyectarla a la burrata por varias partes.

Ya es el momento de llevarla a la mesa no sin antes espolvorear los tomates con un poco de sal gruesa, pimienta recién molida y un hilo de aceite. Estaba tan buena, que ni  tiempo me ha dado de hacer más fotos.

Y con cariños de todos para todos, acabo esta misiva enviándoos un fuerte abrazo.

                                                     Kasioles    

martes, 23 de julio de 2019

CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO



Querida madre: Aunque apenas he salido de casa, sí que he ido al pueblo este fin de semana y me he quedado en el chalé con parte de tus biznietos, los otros siguen de vacaciones.



Lo cierto es que allí se respira. Cuando se mete el sol, allá al atardecer, corre una brisa muy agradable que aprovechamos para cenar al aire libre y prolongamos la sobremesa hasta las tantas, si no fuese porque me da miedo que se acerquen perros, gatos o algo más grande, me tumbaría en el césped y dormiría feliz toda la noche.




En la ciudad es agobiante el calor que estamos pasando, mi casa con una orientación este-oeste, es un verdadero horno ¡Buenísima para el invierno!







Ayer por la tarde, de pronto, el cielo se oscureció y, al poco, las nubes descargaron con ganas toda el agua acumulada, parecía una riada, lástima que haya  durado tan poco, El calor acumulado en el asfalto, pronto la evaporó.







Cuando estoy en el pueblo y según mi costumbre, no dejo de ir  al camposanto, está tan abandonado…







Siempre riego vuestras flores, he cambiado las petunias por vincas, creo que aguantarán algo más, no sé qué pasa con las primeras, al poco aparecen en sus hojas manchas blanquecinas y se vuelven pegajosas, pronto se arrugan y mueren.




Todo es efímero en esta vida, pero mientras permanezcamos aquí, disfrutemos del momento, aunque sea recordando al amor.

Escuchar esta canción: SIN TI



SI SUPIERAS…

INTENTO DESHOJAR RECUERDOS,
DESMENUZAR MOMENTOS,
DESGRANAR SENTIMIENTOS
Y DEJAR QUE FLUYAN LIBRES
PARA LIBERAR  MI AFLICCIÓN


   ¡SI TÚ SUPIERAS!
LA DE VECES QUE HE INTENTADO
PONERLES ALAS,
LANZARLOS AL VIENTO
Y AL LLEGAR  A TU ENCUENTRO
REVIVAS LA PASIÓN QUE NOS UNIÓ.

              ¡SI TÚ SUPIERAS…!
QUE AÚN TE LLEVO EN EL ALMA
ANIDAS EN MI CORAZÓN
Y, EN MIS PEORES MOMENTOS,
TRATO DE REVIVIR OTROS TIEMPOS
EN QUE, MUY JUNTOS. NOS HACÍAMOS
DULCES PROMESAS DE AMOR.
CIERTO, MUCHAS SE HAN CUMPLIDO.
PERO OTRAS, COMO ENVEJECER LOS DOS,
HOY SON LEYENDA QUE NARRA
¡UNA DE LAS MÁS BELLAS HISTORIAS DE AMOR!


Y como siempre que escribo pongo algo para alegrar la vida y mantenerla, voy a prepararos unas carrilleras al vino tinto.

CARRILLERAS DE CERDO AL VINO TINTO:

INGREDIENTES: Un kilo y medio de carrilleras de cerdo, dos puerros, 2 o 3 zanahorias, dos cebolletas grandes, medio litro de vino tinto, un litro y cuarto de caldo de carne (en mi caso utilicé agua con dos pastillas de caldo de pollo), tres dientes de ajo y una o dos hojas de laurel, según guste.




PREPARACIÓN:
 1-En una cazuela amplia echar aceite, que cubra el fondo. Dejar que se caliente bien y, cuando humee, ir echando las carrilleras poco a poco,  que no estén unas sobre otras, dejar que se doren por todas partes.



2-Según vayan cogiendo un bonito color dorado, se retiran a una fuente y se reservan.


 3-Picar finamente los dientes de ajo, las zanahorias, los puerros y las cebolletas. Reservar.



4-Los jugos que han ido soltando las carrilleras al sellarse en el aceite caliente, quedan adheridos al fondo de la cazuela formando una costra. Así tiene que quedar el fondo.



5-Si fuese necesario, se añade un poco más de aceite a la cazuela y es el momento de echar todas las verduras que teníamos picadas, dejar que se vayan pochando lentamente. El jugo que sueltan las verduras disolverá la costra que se había formado en el fondo.



6-Poner una cazuela al fuego con el agua y dos pastillas de caldo desmenuzadas, (mucho mejor si se tiene hecho un caldo de carne), dejar que se disuelvan bien. Reservar.



7-Cuando las verduras están pochadas, se añaden las carrilleras y las hojas de laurel, incorporar también el jugo que han soltado mientras reposaban en la fuente.


8-Regarlas con el vino tinto, subir el fuego y dejar reducir un rato.



9-Cubrirlas con el caldo de carne.



10-Bajar el fuego y dejar que se vayan haciendo lentamente por espacio de unas dos horas más o menos. Veremos que el agua se va evaporando y las carrilleras van cogiendo un color oscuro y brillante.



11-Se sabe si están tiernas cuado pinchan con facilidad. Retirar del fuego, dejar reposar un rato y servir. Os encantarán.



Y ya cabo por esta semana, volveré para seguir enviándoos mis cariños en apretados abrazos.

                                   Kasioles

domingo, 14 de julio de 2019

LUBINA RELLENA


Querida madre: Aunque siempre que te escribo te cuento lo rutinario del día a día, a mí me sirve de relax y, al mismo tiempo, revivo los momentos de charla que teníamos mientras desayunábamos juntas en el porche del chalé, aquél


espacio pequeño que hacíamos nuestro y en el que permanecíamos resguardadas  del sol intenso tan característico de  estas tierras.





Hoy ha amanecido un día gris y no he ido al pueblo.

 
Puedo observar la calle solitaria y en la piscina de la parcela, que veo tras la terraza de casa, no hay ni un niño dándose un chapuzón.



Días atrás teníamos 44 grados y hoy echamos de menos ese rayito de sol que, cuando es suave, acaricia la vida y nos la hace ver de distinto color.





Seamos positivos, valoremos la vida, no importa haga frío o calor, apreciemos cada amanecer y fomentemos la amistad y el amor.

Y ahora, recordando un comentario que una amiga bloguera, TERESA (Su blog :PERFUMES Y LUCES DE EXTREMADURA) ha dejado en mi espacio:¡CUÁNTO AMOR LES TENÍAS!. Voy a contestarle con este poema y esta canción: SI TÚ SUPIERAS….


TANTO LE QUERÍA…
TAN GRANDE FUE MI AMOR POR ÉL
QUE SOÑABA DÍA A DÍA
CON VERLE DE NUEVO OTRA VEZ.

LE CONOCÍ Y SE MARCHÓ
FUE COMO UN SUEÑO FUGAZ
PERO RECIBÍA CARTAS
QUE ME HACÍAN PALPITAR.


IDEALICÉ SU AMOR
LE MOLDEÉ A MIS SUEÑOS
LE SUBÍ A UN PEDESTAL
Y VENERÉ SU RECUERDO.

AÑOS MÁS TARDE…
REALICÉ MIS ANHELOS
NOS CASAMOS Y VIVIMOS
EL MÁS ROMÁNTICO NOVIAZGO
QUE NO CABÍA EN MIS SUEÑOS.

NOVIAZGO DESPUÉS DE CASADOS,
NOVIAZGO PARA CONOCERNOS,
ACOPLARNOS Y QUERERNOS,
PARA COMPARTIR UNA VIDA
DE TANTO CARIÑO, AMOR Y PASIÓN
QUE, AÚN AHORA, SIENTO MORRIÑA
POR LO QUE EL DESTINO ME ROBÓ.

Y MIENTRAS ESCRIBO ESTOS VERSOS, NO PUEDO POR MENOS QUE TRAER A MI MEMORIA LA HISTORIA DE UN QUERIDO AMIGO, SE ASEMEJA MUCHO A LA MÍA Y HACE QUE LOS DOS SUFRAMOS POR AMOR AL RECORDAR Y SENTIR NOSTALGIA POR TODO AQUELLO QUE PERDIMOS Y, AL MISMO TIEMPO, DABA SENTIDO A NUESTRAS VIDAS AL MANTENER VIVA LA LLAMA DE LA ILUSIÓN.

Y como ya se acerca la hora de comer, voy a invitaros a un plato de pescado al horno que está buenísimo y es fácil de hacer: LUBINA RELLENA.


INGREDIENTES: Una lubina, 2 o 3 patatas, una cebolleta, sal y aceite, pimienta negra y roja (ya mezcladas) medio vaso de vino blanco y un poco de agua, medio calabacín, un limón y unas lonchas de jamón serrano. 



PREPARACIÓN:

1-Pelar y cortar en rodajas finas las patatas, ir colocándolas de base sobre una bandeja de horno.

 2-Sobre ellas poner la cebolleta cortada en juliana, salpimentar el conjunto y regar con un hilo de aceite, agua y la mitad del vino blanco. Meter al horno precalentado a 200 grados durante unos 30 minutos más o menos.

 3-Mientras, salpimentar ligeramente la lubina abierta en abanico.

 4-En uno de los lados ir colocando rodajas muy finas de calabacín, cubrir con lonchas de jamón.



5-Volver a dar forma a la lubina, cerrándola. 


6- Cuando las patatas ya casi están hechas, se saca la bandeja del horno y se coloca, sobre la cama de patata y cebolla, la lubina, se riega con el resto del vino blanco y si hiciese falta un poco más de agua y se le pone por encima unas rodajas de limón.
 

7-Volver a meter al horno a 2oo grados durante 20- 25 minutos.
 


8-Retirar del horno y servir una rica ración, saborearla con un buen vino blanco fresquito.



 Y ahora que he llegado al final de esta carta, me despido enviándote un fuerte abrazo y hago extensivos mis cariños a todos nuestros lectores y amigos.

                                         Kasioles