Seguidores

viernes, 14 de enero de 2022

FELIZ AÑO 2022 CON MORCILLO AL VINO TINTO

 


Q
uerida madre: ¡Al fin se han pasado estas fiestas!
 



Y lo digo, ya no solo porque los recuerdos parece que toman vida con mayor intensidad en estos días de reuniones familiares, sino también porque mis ilusiones y los planes que tenía no se han llevado a cabo. ¡Menos mal que no hubo nada que lamentar!

 



Una de mis nietas quedó a comer con unas amigas y, al poco, se enteró de que una de ellas había dado positivo en covid.

 


Sus padres, al enterarse, la aislaron y, pasados unos días, el test de antígenos que le hicieron fue negativo.

 

















Pero, a la yaya Kasioles que ya tenía la mesa casi puesta y las comidas preparadas, se le desvanecieron de golpe todas sus ilusiones.

 












Días después, a uno de mis nietos le ha pasado algo parecido, y las reuniones en familia que todos teníamos previstas con alegría, se han reducido a que pasase estos días solo con dos de mis hijas. Me alegro de haber tenido una familia numerosa.

 

Toda mi vida he estado rodeada de personas queridas, no es de extrañar que me aterre la soledad.

 


 

PENSANDO EN TI…

 

Escucho el susurrar del agua

mientras fluye dulcemente

por meandros conocidos.

 


Me imagino que estás,

como si nada hubiera ocurrido

y siento el calor de tus manos

que sujetan las mías

al caminar unidos.

 

Ya no hay marcha atrás,

 seguimos la senda

 que marcó el destino.

 No quiero despertar,

 deseo estar contigo.

 

¡Si supieras que me aterra

 verme sola en el camino…!

 

Y como pese a haber estrenado un nuevo año, la rutina vuelve a instalarse en nuestras vidas, me voy a la cocina para prepararos un delicioso morcillo al vino tinto.


INGREDIENTES: 1kg más o menos de morcillo troceado, 2cebollas, sal y pimienta (he utilizado una mezcla de roja y negra) 4 dientes de ajo, 2 hojas de laurel, 2 zanahorias, perejil, 300ml de vino tinto, una pastilla de caldo de carne o pollo y agua si fuese necesario.

 



PREPARACIÓN:

 

1- Poner el morcillo troceado en una fuente, salpimentarlo ligeramente y dejarlo macerando toda una noche con: Dos dientes de ajo laminados, las zanahorias en rodajas, las dos hojas de laurel, la pastilla de caldo desmenuzada y el perejil, regar el conjunto con el vino tinto y remover para que se mezclen bien todos los ingredientes de la marinada.




 

2- Al día siguiente, sacar los trozos de morcillo de la marinada, escurrirlos bien y reservar el líquido junto con las verduras de la maceración.




3- Poner una cazuela al fuego con suficiente aceite para que cubra el fondo, echar dos dientes de ajo laminados y esperar a que tomen color.



 4- Añadir los trozos de morcillo bien escurridos y dejar dorar por todas partes, tienen que quedar bien sellados.


 

5- Trocear las cebollas e incorporarlas a la cazuela de la carne, rehogar durante unos minutos el conjunto.


 

6- Regar con todo el vino de la marinada y las verduras, dejar cocer a fuego lento, tardará de una hora a una hora y media, todo depende de lo tierna que sea la carne. Si se quedase seco durante la cocción, se añadirá agua poco a poco.


 

7- Cuando el morcillo está tierno y la salsa ha adquirido consistencia, es el momento de separarlo del fuego y dejarlo reposar unos minutos antes de degustarlo en la mesa. Disfrutad de esta rica receta. Como guarnición admite patatas fritas o asadas, yo lo he acompañado con unos pimientos asados de mi conserva.



 

Mi querida madre, otro día te contaré más cosas, ojalá sean agradables, nunca pierdo la esperanza de que todo lo que actualmente estamos viviendo vaya a mejor.

 

Te dejo cariños para compartir con mis mejores deseos de un descanso eterno.

 

                                                                                                                                          Kasioles

lunes, 6 de diciembre de 2021

EN EL TERCER ANIVERSARIO DE AMBAR. FLAN DE CALBAZA

 


Querida madre: Hoy mi calendario llega a su hoja final, los días han pasado demasiado rápidos y pronto comenzaremos un nuevo año en que, para muchos de vosotros, los sueños se convertirán en realidad. Lo deseo de corazón.



De momento acabamos de estrenar el mes de diciembre, para mí está lleno de
recuerdos de un tiempo atrás, cuando la ilusión reinaba y esperaba a la familia, volveré a tener sillas vacías.


En este día 6, no puedo por menos que recordar a aquella amiga virtual que nos acariciaba el alma con sus versos llenos de amor y bondad.


Aunque ya hace tres años que se ha ido, yo la llevo en el pensamiento, me estoy refiriendo a Ámbar, (escribía Pensamientos en Ámbar, era el nombre de su blog) ¿La recordáis? Le encantaba la música y guardo este enlace que me mandó para que me inspirase. Hoy mis musas escriben para ella.



Querida amiga del alma

amiga de tantos años

tus sentimientos y el mío

se hermanaron al hablarnos.



   Estoy escuchando la música

que me enviaste aquél día

hace que mis ojos lloren

al recordar tu partida.


Brillabas en la distancia

y entendías mi sufrir

tú anhelabas cariño

y yo al amor que perdí.


Dos amigas virtuales

que se cruzan sin pensar

en ellas ha existido

la verdadera amistad.


Pero tú te fuiste un día

porque el destino es cruel

yo sigo con la esperanza

de reencontrarte otra vez.


Recuerdo que un día me había pedido que le hiciese algo dulce, seguro que alguna entrada se la he dedicado, pero hoy aprovecho para hacerle un flan de calabaza, típico de esta estación.

INGREDIENTES: 4 huevos, 450g de calabaza cocida y troceada o asada al horno, 200g de azúcar, 350ml de leche y caramelo líquido bien sea comprado o hecho con unos 100g de azúcar y unas gotas de agua o limón. Admite aromatizarlo con un poco de vainilla.


PREPARACIÓN:

1- Asar en el horno o cocer la calabaza pelada y troceada. Triturar para hacer un puré.


2- Añadir al puré el azúcar y la leche. Seguir triturando.


3- Incorporar los 4 huevos y si gusta, un chorrito de esencia de vainilla.


4- Mezclar bien con el mismo batidor.


5- Caramelizar el fondo y paredes de una flanera, dejar enfriar.



6- Pasar a través de un chino la mezcla resultante del batido de calabaza, huevos etc.



7- Rellenar la flanera caramelizada con el batido y tapar la flanera.



8- Cocer al baño María y meter en el horno precalentado a 190 grados durante una hora más o menos. Pinchar con un palillo y si sale seco es que ya está en su punto.


9.- Desmoldar y degustar



Y como se aproximan unas fechas llenas de recuerdos, no quiero contagiaros con mi añoranza, aprovecho para desearos que la paz, la unión y la felicidad reine en vuestros hogares, ¡FELIZ NAVIDAD A TODOS! Nos veremos en el próximo año.

Os dejo cariños que también hago extensivos para todos aquellos que ya están en esa otra dimensión.

                              Kasioles



miércoles, 17 de noviembre de 2021

UN DIA OTOÑAL EN EL QUE COMEREMOS CONTRA MUSLOS DE PAVO.

 


Q
uerida madre: Aunque llevo ya buen rato levantada, el día permanece sin
abrir. El sol sigue oculto y las nubes oscurecen el cielo.

 





He subido un poco el estor y veo que ha llovido, todavía hay unos pequeños charcos en el suelo.

 





Es un día triste de otoño, hasta el árbol que siempre veo tras la ventana, es
como si estuviera reflexionando sobre lo efímera que es su vida. Atrás, como en un recuerdo, ha quedado el verdor de su vestido que brillaba con la caricia de los rayos del sol. 




No hay más que ver como amarillean sus hojas y muy pronto tapizarán el suelo, se han convertido en marionetas del viento.

 




Hubo una etapa en mi vida en que deseaba convertirme en hoja, quería volar alto e ir a tu encuentro.

 

Recuerdo haber escrito un poema que, más o menos, decía así:

 

 

Un baile de ramas, 

movidas por el viento,

sembraron las calles

de muerte, hecha hojas,

entonando un lamento.


 

Dicen que las hojas

al estar aisladas

de la rama madre

que era su sustento,

se sienten perdidas

y a merced del viento.

  

          Y hoy que mis pasos

arrastran las hojas

que sembró el viento,

quisiera ser hoja

para volar alto

e ir a tu encuentro.

 

Y como en este blog no puede faltar una receta de cocina, hace unos días he comprado unos contra muslos de pavo y hoy los cocinaré en salsa. No olvidéis de comprar un buen pan, será el complemento perfecto para saborear este rico plato.

 

CONTRA MUSLOS DE PAVO EN SALSA

 

INGREDIENTES: Medio kilo de contra muslos de pavo, 3 dientes de ajo, 1cebolla, la parte blanca de un puerro, 1-2 zanahorias pequeñas, 1 tomate maduro, un vaso de agua y otro de vino blanco, 1 pastilla de caldo de pollo, pimientas negra y roja molidas.


 

PARA LA PICADA: Un diente de ajo y perejil.

 

PREPARACIÓN:

 1- Picar finamente la cebolla, el puerro, la zanahoria (solo utilicé una) y dos dientes de ajo. Reservar.

 

2- Rallar el tomate y reservar también.

 

3- Espolvorear con las pimientas los contra muslos de pavo.

 

4- En una cazuela amplia calentar unas 5 cucharadas de aceite y, cuando humee, echar un diente de ajo entero con su piel y los filetes de pavo para sellarlos por ambos lados. Retirar y reservar.




 5- Al aceite sobrante se le añaden los dos dientes de ajo picados y la cebolla, dejar pochar unos minutos.

 

6- Incorporar al sofrito la zanahoria y el puerro, rehogar y, por último, añadir el tomate rallado que teníamos reservado. Dejar que se ablanden las verduras, el agua que sueltan disolverán los jugos de la carne que han quedado adheridos al fondo de la cazuela.


 

7- Es el momento de echar los contra muslos de pavo junto con el jugo que han soltado mientras reposaban.

 

8- Añadir la pastilla de caldo y regar con el vino y el agua.

 

9- Hacer la picada con el ajo frito, al que habremos sacado la piel, y el perejil. 


10- Añadirla a la cazuela y dejar cocer muy lentamente hasta que la carne esté tierna. Freír unas patatas para acompañar el plato.




 11- Ahora llega el momento de sentarnos a la mesa y disfrutar de esta ración.

 


  

Finalizo enviándoos abrazos y cariños de toda esta familia que siempre os lleva en el corazón.

 

                      Kasioles