Seguidores

viernes, 5 de mayo de 2017

CODILLOS AL HORNO AL AROMA DE TOMILLO Y ROMERO


Querida madre: Disculpa que no te haya escrito estas semanas atrás, pero sabes que no he dejado de acordarme de ti, el tiempo me vuela.

Se celebra el día 7 el DÍA DE LA MADRE y yo no podía dejarte sin unas letras.

Estoy ilusionada porque llegue el día, nos reuniremos todos y para mí es la mayor satisfacción que puedo tener. En mi corazón, también estaréis vosotros, siempre ocupáis un lugar privilegiado.

Tenemos una primavera muy variable, pero no dejamos de ir al pueblo todos los fines de semana. No dejo de acercarme al camposanto, al llegar observo que sigue allí la  cigüeña, os vigila desde la torreta y os hace compañía con su crotorar.


Siempre hago alguna foto a la huerta ,las matas de guisantes han crecido mucho y no se han helado, no corrieron la misma suerte las patatas, muchas de sus hojas se han chamuscado por la helada.











La glicinia ha perdido todas sus flores, el suelo se ha transformado en una alfombra azulada y sus ramas se empiezan a cubrir de hojas de un verde claro, es un proceso natural.



Los lilos se quedaron sin flores, ya sólo tienen hojas de un color verde brillante. ¡Así de efímera es la belleza y la vida!




Y como se acerca tu día, no podía dejarte sin unas letras en forma de poema.





    CADA VEZ QUE PIENSO EN TI
 NOTO UN NUDO QUE ME AHOGA
 EMOCIÓN AL RECORDAR
 LO DE ANTAÑO Y LO DE AHORA.
  
ERA FELIZ A TU LADO
 AHORA SIENTO AÑORANZA
 DIFÍCIL ES SEGUIR SIN TI
 CUANDO AÚN SE QUEJA EL ALMA.
  

EL DOMINGO ESTÁS DE FIESTA
 PORQUE SUPISTE SER MADRE
 PARA MÍ, LA MÁS QUERIDA,
 YO DIRÍA, INIGUALABLE.
  
FUISTE UN EJEMPLO A SEGUIR
 DE TERNURA Y COMPRENSIÓN
 FUISTE EL PILAR DE MI VIDA
 Y LUZ EN MI CORAZÓN.
  
 TE AGRADEZCO, MADRE MÍA,
 TU DEDICACIÓN CONSTANTE
 EL CARIÑO QUE ME HAS DADO
 Y LAS HUELLAS QUE ME DEJASTE:

TE QUIERO TANTO,,,

Y por seguir con la rutina, me voy a la cocina a preparar unos codillos que están para chuparse los dedos (cuando no nos vea nadie).

INGREDIENTES: 2 codillos precocidos, dos cucharaditas de tomillo y otras dos de romero, 3 cucharadas de aceite o mantequilla derretida, 100 cc de vinagre de sidra, 75 g de miel, una cucharada de azúcar moreno y dos de salsa Perrins.




PREPARACIÓN:

1.-En un cuenco poner la mantequilla derretida con el tomillo y el romero.

2.-Añadir el vinagre, la miel, la salsa Perrins y el azúcar. Remover y reservar.

3.-Con un cuchillo bien afilado, y por la parte de la piel de los codillos, dar unos cortes en diagonal, en un sentido y en el otro, para formar unos rombos.

4.-Pincelar los codillos, (ayudados por una brocha), con el aliño reservado y dejar que penetre bien por los cortes que hemos hecho en la piel. Dejar unas horas con el aliño, más tarde, se les da la vuelta y se vuelven a pincelar. Se recomienda reservar un poco del aliño pues lo necesitaremos para rociar los codillos a media cocción.

5.-Meterlos al horno precalentado a 160 grados con calor arriba y abajo. Dejar que se vayan asando lentamente.

6.-Pelar unas patatas pequeñas, (si son grandes trocearlas para que queden del mismo tamaño) salpimentarlas, echarles por encima un hilo de aceite, romero, vino blanco y sal. Meterlas al horno a que se asen con los codillos.


7.-Cuando los codillos lleven una hora o algo más en el horno, se les da la vuelta y se barnizan con lo que queda del aliño. Dejar que vayan tomando color. Pasada otra hora se les da la vuelta.


8.-Mientras, preparar los ingredientes del acompañamiento: Un repollo, 5 dientes de ajo, 3 zanahorias, una buena cucharada de pimentón dulce o agridulce (al gusto) y un chorretón de vinagre de sidra.

9.-Lavar y trocear el repollo, pelar y hacer rodajas con las zanahorias. Juntar las verduras.

10.-Poner las verduras a cocer en una olla con agua y sal. Si la olla es a presión, con 10 minutos es suficiente.

11.-Poner una sartén sobre el fuego con aceite suficiente para que cubra el fondo, añadir los dientes de ajo laminados y dejar dorar sin que lleguen a quemarse.

12.-Separar la sartén del fuego y añadir el pimentón y el vinagre, remover.

13.-ncorporar la verdura y dejar que todo junto dé un hervor. Retirar y reservar.

14.-Cuando la piel del codillo presente un bonito color dorado y  la carne se haya retraído y deje a la vista el hueso, se retira del horno y se sirve. Ya sólo queda disfrutarlo.


Y como por hoy he cumplido, ya sólo me queda enviarte un abrazo muy especial junto con el cariño de todos para todos.

                                                         Kasioles



martes, 18 de abril de 2017

TARTA DE PUDING DE VAINILLA CON QUESO Y FRUTOS ROJOS

Querida madre: Llevamos dos fines de semana con un tiempo más propio de verano que de primavera.

Tuvimos días con temperaturas de 25 grados y las he aprovechado para estar en el pueblo y reunir allí a todos los que han podido ir.


Hemos comido bajo el porche, al aire libre. De más está decirte que me he acordado mucho de vosotros ¡lo que hubiéramos disfrutado todos juntos!


Las glicinias y los lilos, los más madrugadores, han despertado a la vida y todo empieza a estar en flor o brotando. Hay muchos abejorros alrededor, liban de flor en flor.



Te mando las fotos como te había prometido. ¡Lástima no os pueda llegar su delicioso aroma!





Siempre tengo que pasar mucho tiempo en la cocina pero, de no ser así, me encantaría sentarme a la sombra del lilo, aspirar profundamente su olor y ponerme a escribir con tranquilidad.


He hecho una escapada y me he acercado al camposanto, las ciconias, desde que han arreglado la iglesia, ya no han vuelto a hacer el nido en su tejado, pero he descubierto una pareja que vigila vuestro sueño desde lo alto de esa torreta, ya tienen crías.






Nada más llegar a casa, volví a recordar aquél bonito ramo de lilas que él siempre me traía y escribí:






AQUÉL RAMO QUE COGÍAS
 DEL LILO RECIÉN FLORIDO
ERA EL MÁS PRECIADO REGALO 
QUE NUNCA NADIE ME HA OFRECIDO. 

CUANDO LLEGAN ESTAS FECHAS
 Y VEO FLORECER EL LILO
CREO SENTIRTE MUY CERCA
Y SUEÑO CON ESTAR CONTIGO.

NADIE COMO TÚ, AMOR,
PODRÍA DARME TAL MIMO
PUES, DE CADA PÉTALO DE FLOR,
MANABA PASIÓN Y CARIÑO.

ERAN CAMPANAS AL VIENTO
QUE REPICABAN AMOR
ERA AQUÉL SUAVE TAÑIDO
LA CARICIA DE MI CORAZÓN.

ERA TU DULCE MIRAR
Y TU SONRISA DE AMANTE
LAS GUARDO EN EL CORAZÓN
CON MI RENUNCIA A OLVIDARTE.

Y ahora, como la última tarta de queso que hice ha sido un éxito, mis nietos me han pedido que hiciese otra, como no es correcto que la vuelva a repetir,  me he decidido por una que ha visto mi hija en DIRECTO AL PALADAR, pero como nunca sigo una receta al pie de la letra, la he variado un poco y le  he puesto mermelada de moras (de mi conserva), ralladuras de mandarina, fresas,  arándanos y, para dar  brillo por encima, he utilizado mermelada de albaricoque (de mis conservas) diluida en un poco de agua, así le doy un toque made in Kasioles.

INGREDIENTES: 500 g de queso quark, un huevo grande, 110 g de azúcar, media cucharadita de sal, 2 paquetes de mezcla de puding de vainilla o natillas, medio litro de leche, fresas, arándanos y mermelada de albaricoque diluida en un poco de agua para dar brillo a la tarta.


Para la base de la tarta he utilizado un paquete de galletas, las ralladuras de una mandarina, tres cucharadas de mermelada de moras y leche, la que admita, para humedecer las galletas.

PREPARACIÓN:

1.-Preparar primero el puding. En una cazuela pequeña echar el contenido de los dos sobres de puding junto con los 110 g de azúcar.
Añadir un poco de leche, la suficiente para que se disuelva el puding y el azúcar, remover bien para que no se formen grumos. Reservar.

2.-En otra cazuela calentar el resto de la leche a fuego medio y, antes de que comience a hervir, agregar la mezcla dulce.

3.-Dejar que siga cociendo sobre el fuego sin dejar de remover, esperar hasta que espese y pasarla a un recipiente, cubrir con film y dejar enfriar.

4.-Precalentar el horno a 175 grados. Triturar las galletas, pasarlas a un cuenco y añadirles la ralladura de una mandarina.

5.-Incorporar la mermelada de moras.

6.-Ir añadiendo leche, poco a poco, y trabajar la masa que será la base de la tarta.

7.-Engrasar un molde desmontable y cubrir la base con la pasta de galleta, presionar con ayuda de una cuchara o con los dedos.

8.-Cuando el puding se ha enfriado, se le añade el queso, el huevo y la pizca de sal.

9.-Batir con una batidora eléctrica a baja velocidad y rellenar el molde con la crema resultante. Igualar la superficie con una lengüeta o cuchara.

10.-Cubrir la superficie con fresas cortadas a la mitad y arándanos. Presionar un poco las frutas para que se hundan un poco en la masa.

11.-Meter al horno con calor arriba y abajo durante unos 70-75 minutos o algo más, dependiendo del horno. Se comprueba el punto pinchando con un palillo el centro y deberá salir ligeramente manchado.

12.-Cuando esté, se retira del horno, se deja enfriar y se desmolda. Se abrillanta con mermelada diluida o un  almíbar ligero. Ya sólo queda saborearla.



Y ahora sí que ya doy por terminada mi carta, os mando abrazos y cariños de todos para todos, os llevamos en el corazón.


                                                    Kasioles

lunes, 3 de abril de 2017

TARTA DE QUESO CON YOGUR

Querida madre: Ayer domingo, y sin esperarlo, Willi ha venido con los suyos y nos hemos reunido en el pueblo 14, sólo faltaba Lucho que se había ido a navegar.




El sol nos acompañó durante todo el día y los niños pudieron salir a jugar con el balón.
Las plantas, agradecidas por el calor recibido, despiertan a la vida y tanto los lilos como las glicinias, empiezan a destapar su bello colorido. 


Dentro de poco, estará todo florido y te mandaré más fotos.


Ah! Se me olvidaba decirte que ya tenemos nacidos los guisantes y, el otro día, he ido con Lucho a plantar cebolletas y lechugas.




Sabes que la primavera me trae muchos recuerdos y, cuando tengo un rato, me pongo a escribir y siempre vienen a mi mente los mismos pensamientos.









  

 Hoy quisiera ver brillar el sol
Como ayer, cuando al anochecer
 Mirando al cielo, pedíamos envejecer
 Juntos, aunando esfuerzos, para seguir
 Afrontando las huellas de los                                                                      años vividos.
Ilusiones perdidas, sueños que se han ido
 ¿Cómo podría pensar que te tocaría a ti
 emprender primero ese largo camino?
 Hoy, ya sola y sin apoyo, rememoro
 Lo feliz que me has hecho
Y pienso que sería hermoso que aún
 Pudiera caminar a tu lado, contigo.
 Me imagino que cogería tu mano
 Y con miradas compenetradas,
 Siempre cómplices en el amor,
 Nos abrazaríamos y besaríamos
 Para mantener viva la ilusión
 Y no perder la esperanza,
 De seguir juntos hasta finalizar
 El sendero que los dos hemos elegido.
 ¡Te quiero, amor!
 ¡No sabes cuánto!



Y para poner una nota dulce a mi nostalgia, hoy voy a preparar una tarta de queso con yogur que gustará a casi todos. Pensando en aquellos que no les gusta, os diré que casi no se aprecia el sabor, es muy agradable al paladar.

INGREDIENTES: 450 g de queso Quark (queso fresco batido con yogur, muesli y quinoa), yogur y medio naturales, 6 huevos, 160 g de azúcar, 100 g de harina, medio sobre de levadura, el zumo de medio limón y las ralladuras de uno entero, mantequilla para engrasar el molde. Para adornar la tarta, yo he utilizado una mermelada de frambuesas que tenía en casa, pero cada uno puede elegir la que más le guste.





PREPARACIÓN:
 1.-Cascar los huevos y separar las claras de las yemas.

2.-Poner las yemas en un cuenco, añadir el azúcar y batir hasta que la preparación aumente de volumen y adquiera un color más blanquecino.


3.-Mezclar la harina con la levadura y tamizarla sobre las yemas batidas.

4.-Mezclar con un batidor de varillas manual, añadiendo la harina poco a poco, hasta integrarla por completo.

5.-Añadir a la preparación el queso, el yogur, el zumo y las ralladuras de limón. Mezclar suavemente.

6.-Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

7.-Incorporarlas con movimientos envolventes.

8.-Engrasar un molde con mantequilla y verter en él la preparación.

9.-Llevar al horno precalentado a 175-180 grados, con calor arriba y abajo, dejar que se haga durante una hora aproximadamente.

10.-Cuando esté, (se sabe si al pincharlo con un palillo éste sale seco), se saca del horno, se deja reposar un rato y se desmolda.


11.-Cubrir con mermelada de frambuesas o la que guste.



Y con esta rica receta, ya sólo me queda enviaros cariños alados para que lleguen a vuestro lado y sepáis que os quiero mucho.

                                       Kasioles