Seguidores

miércoles, 27 de noviembre de 2019

CALDERETA DE CORDERO


Querida madre: Al día siguiente de nuestra visita a Comillas, amaneció un día oscuro, igual que los anteriores.

Máriel salió a buscar un pan reciente para desayunar y al regresar, comentó que la panadera le había dicho que no dejase de visitar Liérganes y el Valle del Miera, una preciosa zona donde también se agrupan las fábricas de los típicos sobaos y quesadas pasiegas

No lo pensamos dos veces, allá nos fuimos a descubrir un nuevo mundo  y nunca mejor dicho pues, nada más dejar atrás Galizano, la carretera empezó a curvarse y a una curva cerrada le sucedía otra y otra más, aquello era horrible, aún no sé cómo pude aguantar sin marearme.


La primer parada fue en Selaya y, justo donde aparcamos, estaba una señora a la que pregunté dónde hacían los mejores sobaos ¡Qué casualidad! Ella tenía una tienda en la plaza y los que allí elaboraban, tenían tanta fama, que repartían pedidos a las provincias cercanas.
 
Como no quiero cansar a nuestros lectores, continuaré contando en mi próxima carta.





De regreso a Galizano, preparé unas riquísimas zamburiñas y unas anchoas que sólo les faltaba saltar.



Después de cenar, mis hijas pusieron la tele y yo continué leyendo la página 55 del libro que creí que era el de la noche anterior, aún así, acabé escribiendo antes de irme a dormir.
  




Y al poco...
Amainó el viento
El frío templó
Y de nuevo revivieron
Las hermosas rosas rojas
Que eran su muestra de amor.



Las había plantado para ella
Quería perpetuar su pasión.

Raro es ver florecer en otoño
Rosas tan bellas, sin parangón.

Eran las supervivientes
De un cariño que no muere
Se oculta, desaparece
Pero regresa con la misma fuerza
Que en aquél otro tiempo
En que era tarde para conocerla
Pronto para quererla
Pero había llegado,
En el momento idóneo,
Para apoyarse mutuamente
Y no olvidarla jamás.

Y como en mis escritos no puede faltar una receta de cocina, hoy os traigo algo que está para chuparse los dedos.

CALDERETA DE CORDERO:
INGREDIENTES PARA MARINARLO LA NOCHE ANTERIOR:

Un kilo y medio de cordero cortado en trozos (el mío es de pasto, pero sirve cualquier otro), pimienta roja y negra, mezcladas, ajos, dos hojas de laurel, romero y tomillo frescos (utilizar en seco si no se tienen a mano), 250cc de vino blanco, utilicé uno de Serrada, aceite, sal o una pastilla de caldo de carne.
 


INGREDIENTES PARA LA ELABORACIÓN:
Dos cebollas o cebolletas, 2 puerros, 2 pimientos italianos verdes y medio rojo si es grande, 2-3 tomates, 3 dientes de ajo, un buen chorro de vino blanco, 300 cc de agua, una pastilla de caldo de carne o sal, aceite y el jugo del marinado.



1-Poner los trozos de cordero en una fuente, salpimentarlos, añadir dos dientes de ajo picados, dos hojas de laurel, unas ramas de tomillo y romero, mejor frescas, cuarto litro de un buen vino blanco y un hilo de aceite por encima. Remover para que los trozos de cordero se impregnen bien en este adobo. 


2- Cubrir la fuente con un papel film, meterla en el frigorífico y dejar que se marine el cordero durante toda una noche.



3-  Al día siguiente, escurrir bien los trozos de cordero de la marinada. Poner sobre el fuego una cazuela con aceite, que cubra el fondo, dejar calentar y añadir tres dientes de ajo laminados, dejar que tomen color.
 

4- Mientras, picar los puerros, las cebollas y los pimientos (rojo y verde). Reservar.



5- Cuando los ajos hayan tomado color, añadir a la cazuela las verduras picadas, rehogar bien y dejar pochar.
 

6- Picar dos o tres tomates maduros. Reservar. 



7-En otra cazuela, con un poco de aceite, dejar calentar bien e ir dorando los trozos de cordero por todas partes. Reservarlos.



 8- Una vez pochadas las verduras se añaden los trozos de cordero que ya teníamos sellados y todo el líquido de la maceración.



9- Incorporar los tomates picados, remover, añadir la pastilla de caldo de carne y regar con el agua y el vino.
 

10- Dejar cocer hasta que el cordero esté tierno. Servir y degustar, la salsa es una delicia, tomad doble ración de pan para los amantes de las salsas sabrosas, en familia está permitido mojar.




Y como ya he cumplido por hoy, ya sólo me queda despedirme de ti, madre mía, y de todos aquellos que están contigo, recibid un montón de cariños de todos para todos.

                                                  Kasioles

73 comentarios:

  1. La caldereta de primero, las zamburiñas de aperitivo y la quesada (Que rica, soy capaz de comerme una entera sin pestañear) de postre, y después a disfrutar leyendo tu poesía. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. El poema precioso, leerte es delicioso, con esas fotos ya me dio hambre. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  4. Que dia más completo, visita dulce con la consiguiente compra de producto de primera, pescado después, música, verso y cierras con una caldereta que nos va a solucionar algún día de Navidad, que luego hay muchos y tenemos que tener recursos. El cordero no falta en mi mesa en estas fechas y como lo has preparado queda riquísimo. Yo lo cocino más o menos igual y nos encanta, pero hoy me llevo el tuyo que está divino.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Bonitos lugares para visitar y comer bien.
    Claro que tu caldereta de cordero es una delicia y un plato que apetece cualquier día, riquísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaaaaaaaa querida amiga Kasioles leyendo a atentamente y tomando un té bien caliente pues me he leído siempre con ganas la carta a tu mami, esos sobaos que yo utilizo para hacer un dulce buenísimo, y el cordero es la carne que mas me gusta lo hago a menudo esta receta la cogí de un libro de cocina y lo que no le echo es el romero, por su sabor intenso que a mi no me hace tilin pero por los demás buenísimo todo lo que nos deja ni un pero hay que ponerle a tus recetas, así que cariño muchas gracias por estar siempre siendo una buena amiga, una buena cocinera y lo principal buena hija feliz día besitosssssssssssssss de con cariñoooooooooo

    ResponderEliminar
  7. Kasioles, me ha encantado tu historia y tu plato. Esos viajes aventuras no tienen precio. Seguro que si yo voy en el coche acabo fatal. Cantabria es así de curva... ja, ja, ja.
    En Cádiz no tenemos mucho cordero a la mano, por lo general hay que encargarlo y no siempre es extraordinario, asívque normalmente si puedo lo como fuera y no en casa a no ser las patas de lechal o de ternasco. Lo prepararé así cuando lo encuentre.
    Por cierto me ha sorprendido ese spam que te han puesto en los comentarios. Te recomiendo que lo elimines. No viene a cuento que te hablen del odio y el racismo en un blog de cocina amable como el tuyo.
    Yo siempre opinando aunque no me pregunten, ya lo dice mi madre: “Patty, calla que no te han dado vela en este entierro” ja, ja, ja. No tengo remedio.
    Mil besos y si encuentro cordero te lo muestro.

    ResponderEliminar
  8. Un paseo y una buena comida completa un buen día.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Maripaz.. Yo tengo la fama, pero tu cardas la lana..jeje Supongo que has oído este refrán, referiendose al que presume de algo, pero quien disfruta realmente es otro.. Tu con los sobaos, y quesadas de Cantabria me pasas por delante de mis queridos "vermutillos"..
    Haces unas entradas impecables, sabes combinar perfectamente opinión, poema, música y un magnifico plato excelentemente cocinado. Esta vez me apunto, tiene una pinta fantástica..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... Amiga Kasioles.. Perdona el error en el nombre, te he de confesar que el error era por Mari Paz Burgos, la amiga de guardo, que también es amiga tuya.. Y es que cuando uno se pone a contestar comentarios y a comentar las publicaciones de los/as amigas llega un momento que las neuronas se "atabalan" y ya no saben distinguir.. Espero no te hayas enfadado y mis mayores disculpas... Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Kasioles, como siempre es un placer leer tus letras intimistas, y esa poesía dulce y encantadora. El plato que has preparado una gozada, se nota que te gusta cocinar, a mi nada, pero lo he tenido que hacer claro está. Te podías presentar a Masterchef, seguro que lo harías genial, :))).
    Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Leyendo tus palabras y disfrutando estos manjares sólo se puede estar a gusto y arropada.
    Con lo que nos gusta la caldereta, no la he preparado nunca en casa. Gracias por compartir la receta y tus poemas.
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola Kasioles!! Salvo las curvas, que a mí me pasa un poco como a ti, que con poco me mareo como no sea que conduzca yo o vaya al lado del copiloto, pero como vaya detrás, mareo seguro. Bueno, salvo por las curvas, la visita fue muy dulce, con esos fantásticos sobaos que tenían que estar divinos. Y vamos, esas anchoas y esas zamburiñas, ¡espectaculares! Ya te dije que me encantan que me cuenten los viajes, así que a mí nunca me cansas por más que nos cuentes, todo lo contrario, lo disfruto tanto como si fuera yo la que hubiera estado allí.
    Tu caldereta también es estupenda, qué rica se ve, además, en estos días ya apetecen comidas más consistentes, y la caldereta de cordero es estupenda para entonar y entrar en calor. Y como siempre, todo tan bien acompañado, con tus bonitos poemas. Gracias por estos ratos. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Como me alegra ver lo bien que lo pasasteis esos días en Cantabria la quesada ,los sobaos ,las zamburiñas uumm babeando me tienes que lo sepas .
    Nunca he hecho ni comido caldereta de cordero ,en casa no nos gusta mucho somos más de cabrito pero tono nota para hacerlo estoy segura de que nos encantará,te ha quedado de relujo.
    Como siempre un placer venir a visitarte me ha encantado leerte ,la poesía es preciosa para no variar.
    Bicos mil y feliz finde wapisima 😘

    ResponderEliminar
  14. Este plato es para disfrutarlo en familia o con amigos ,se ve delicioso y si ...esta para mojar pan
    besitos

    ResponderEliminar
  15. No soy mucho del cordero, lo que prefiero es el pescado. La carne que suelo poner es de cerdo y sólo comoro solomillos, carne de jamoón o lomo. También suelo comprar pollo. Las tecnillas, no me van nada y mi marido hecha de menos que ponga costillas. Lo que sí me gusta es la azadurita de pollo, tengo entendido que tiene mucho hierro y suelo tener déficit.

    en las noticias de facebook, he leído no hace mucho, que en un país de Europa, que ahora no puedo recordar, los médicos recetan viajar. Creo que es una buena médicina, sin que me la recetae nadie me la administro. Ahora estoy en una etapa de letargo. Le temo mucho al frío y no programa ningún viaje. En este tiempo, me aparece el lumbago y me quita las ganas de moverme.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Un guiso que debe de saber a gloria!!
    Leerte es siempre muy bonito.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Kasioles, se me hace la boca agua viendo tus guisos. ¡¡Qué rico!! Y me han encantado lo de Liérganes y el Valle del Miera. Besitos :D

    ResponderEliminar
  18. Hola mi Kasi !
    A pesar de las curvas merece la pena , aunque hay carreteras por esa zona que telita, se echan los hígados como no se vaya prevenida ja ja.
    Menuda caldereta que preparaste más rica y esos bocartinos y zamburiñas ni te cuento, de lujo todo !
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Kasioles, te he contestado en mi blog. Yo estoy en Càdiz desde hace muchos años aunque soy argentina.
    Más besos.

    ResponderEliminar
  20. ¡ Que ricos esos sobaos de Cantabria ! la caldereta me gusta pero de cabrito, la tuya se ve muy buena y seguro que también me gustaría ( si no sabe mucho a cordero ). Un abrazo y me encantan tus poesías.

    ResponderEliminar
  21. Precioso el poema y esa cazuela de cordero debe de estar para chuparse los dedos, no los dedos pero si para mojar un buen pan como bien dices sobre todo en familia. Te deseo tengas una feliz semana amiga Kasioles.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Que plato mas rico y esa salsa para mojar pan buenisima besitos

    ResponderEliminar
  23. QUe maravilla Kasioles, me encanta el cordero guisado, anoto tu receta que es sencilla de hacer pero tiene un aspecto superior.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Que gusto da leerte Kasioles, siempre lo amenizas con música, aunque sea un post triste, que no es el caso de hoy precisamente.
    Gusto da ver esos sobaos y esa quesada pasiega, imagino cómo disfrutaríais comiéndolos, como lo haría yo con tu magnífica caldereta a la que no tengo que ponerle ni una pega, está cocinada con mimo, a fuego lento y con productos de primera, seguro la carne quedó jugosa y tierna, con esa maceración que tan bien le sienta a la carne de cordero.
    Besos.
    PD: Me gusta llamar a las personas que conozco por su nombre, supongo que Kasioles es un apelativo cariñoso de familia, y es así como todos te llamamos en los comentarios, lo digo porque por ahí he leído un comentario dónde alguien te llama Maripaz, y me ha dejado con la intriga, pero vamos que si no quieres revelar el secreto, no pasa nada, jajaja,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Perdona Kasioles, se ve que hoy estoy "espesa", jajaja... Pero me he liado.
      Quería decir que para ponerte en contacto conmigo por privado, tienes el Formulario de Contacto en INICIO arriba a la izquierda ↖ haciendo click en el símbolo del menú ☰ y haciendo scroll (deslizando hacia abajo) lo encontrarás. ¡Ahora sí! Jajajaja...

      Eliminar
  25. Esa tierra Cántabra, mar y montaña no le falta, rico marisco y buenas viandas, gente pasiega y noble, no puedo dejar de quererla, muchos años visitádola y desde hace un tiempo metida en mi familia, mi único cuñado es de allí y su sangre se mezcló con la mía.
    Buenos platos has preparado, solo falta la copita de orujo.
    Abrazucos para ti.

    ResponderEliminar
  26. Ese cordero guisado está para untar a gusto y no cansarse.Un poema precioso.Besicos

    ResponderEliminar
  27. Hola, nos preapras un palto sensacional. EN casa no comemos corder con asiduidad per lo celebramos cuando lo hay. Tu caldereta huele de maravilla, Un beso

    ResponderEliminar
  28. La imágenes del paseo preciosas, tu poema ni que decir, y la receta de cordero para chuparse los dedos, rico todo lo tuyo, gracias.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  29. Las zamburiñas centraron mi atención y lograron distraerme de todo lo demás, aunque ese cordero también contribuyó a abrirme el apetito (y eso que acabo de comer).

    Qué agradables son estos paseos por la geografía, tu poesía y tu cocina!

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Qué fotos tan bonitas!!! ha valido la pena a pesar de las curvas.
    Tus escritos como siempre llegan al alma
    Y qué decirte de tu caldereta, te ha quedado espectacular!!!
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  31. Las curvas son una tortura para mí, aunque luego lo olvido rápido cuando observas esos parajes tan bonitos.
    Exquisita caldereta, Kasioles, y con todo lujo de detalle para cocinarlas.
    Mil Gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Mucho encanto tiene Cantabria.
    Es muy agradable disfrutar de su paisaje.
    Muy grato leerte de nuevo. Habrá que probar esa receta.
    Debe de estar buenísima.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Boa noite de paz interior, querida amiga Kasioles!
    Seus posts são para serem apreciados aos poucos como um bom 'puchero'... rs...
    Jamais me cansarei, amiga, de lê-los. É um prazer estar aqui.
    As sardinhas que tanto aprecio e são tão sumidas por aqui que só as usam para iscas e não são vendidas, comercializadas. Só enlatadas.. é pena!
    Seu preparo dos alimentos é de encantar. Vou no seu passo a passo, degustando tudo de antemão. Parece que antevejo o sabor que irá tomar ao fim do preparo...
    Gosto do sabor do alecrim.
    O vídeo é lindo e suave de se ouvir, fazia tempo que não o ouvia. Imagino você aí na cozinha na calmaria.
    Tenha dias felizes e abençoados!
    Bjm carinhoso e fraterno de paz e bem

    ResponderEliminar
  34. ¡Que comida tan exquisita!
    ¡Ojalá tuviese yo la paciencia necesaria para preparar algo así tan delicado y gustoso!
    Salu2 y gracias.

    ResponderEliminar
  35. Querida Kasioles.
    É um grande prazer-te ler-te em postagens sempre muito interessantes.
    Os doces têm um aspeto delicioso, o passeio muito bem descrito, o teu
    poema está bem tocante e romântico, essa caldeirada é uma maravilha!
    Saio daqui sempre bem disposta pela ótima qualidade.
    Dias confortáveis, em paz e contentamento.
    O meu terno abraço.
    ~~~~~~~

    ResponderEliminar
  36. Lo de hoy ya ha sido un abuso.
    Cómo nos tratas!
    Maravillosos platos de esos que nos dejan el cuerpo y alma en paz. Sólo te falta darnos un abrazo.
    Me lo imagino y te envío otro desde Barcelona. Un petonet.

    ResponderEliminar
  37. Hola Kasioles. Si a la música que pones se le suma las letras que escribes y a ambas cosas la receta que nos propones la entrada es toda una maravilla.
    Maravillosa canción, maravillosas palabras y exquisita receta. ¿Se puede pedir algo más? Yo sí lo pediría y no es otra cosa más que una barra de pan, un buen vaso de vino y un gran plato de este guiso. Para que pedir más. Con todo ello uno se encuentra en la gloria.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Un bonito poema con esas rosas otoñales que me encantó saborear.

    Y la receta una delicia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Oi Kasioles! Suas receitas são maravilhosas, porém, hoje devo dizer que seu belíssimo texto me roubou toda a atenção. Lindo! Grande beijo. Feliz fim de semana.

    ResponderEliminar
  40. Kasioles esta caldereta tiene una pinta deliciosa. La visita a Comillas da para mucho, me gustaba bastante leer tus entradas con tranquilidad, siempre es un placer pasar por tu blog ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  41. ¡Hola, Kasioles!

    Qué bonita entrada querida amiga, me alegra mucho que hayas disfrutado de esa hermosa excursión.
    El vídeo con esa linda canción me ha hecho viajar en el tiempo, puesto que sonaba en mis tiempos jóvenes.

    El poema te salió una chulada, todo está lindo, pero tienes una cuarteta de 10 silabas que me encanta.


    Las había plantado para ella
    Quería perpetuar su pasión.
    Raro es ver florecer en otoño
    Rosas tan bellas sin parangón.

    Me gusta mucho toda esta entrada de principio a fin: tus letras nos cuentan lo bonito de esos lares y las cosas típicas de repostería que ¡ummmm!, se me hace en la boca agua...
    ¡Y no se hable del cordero! Porque tiene una pinta extraordinaria con todos esos ingredientes del romero... Yo nunca se lo puse, pero voy a probar. Seguro que está de chuparse los dedos. Mi enhorabuena por tu forma de cocinar.

    Bueno reina, hasta otro momento, ha sido un placer como siempre pasar por esta tu casa.
    Te dejo un fuerte abrazo, mi gratitud y estima.
    Besiños, buenas noches y felices sueños
    Ten un bello fin de semana.



    ResponderEliminar
  42. Muchas gracias, Kasioles.
    Llegó bien tu cariñoso comentario.

    ResponderEliminar
  43. Un poema muy hermoso Kasioles. Me he copiado la receta de cordero, pues me imagino lo bueno que estará y el cordero es unas de mis carnes favoritas. Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  44. Como siempre nos ofreces un delicioso menú, una buena charla y buena música. Y los buenos recuerdos que nunca se olvidan.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  45. Me parece un buen guiso como todos los que preparas, y además aderezado con cariño con tus versos de postre final, y toda una obra de arte.

    Un gusto pasarme por tu rincón aunque sea a pasito de tortuga.

    Un beso enorme con cariño.

    ResponderEliminar
  46. Desde luego tiene que estar para mojar pan... una delicia! Exquisito plato y hermosas palabras. Como siempre un placer visitarte.
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
  47. ¡Cuánto agradezco tu compañía y admiro cuanto compartes!
    Saludos

    ResponderEliminar
  48. Hola Kasioles veo que sos una muy buena cocinera!! me encanta que compartas tus recetas en tu blog, que se ve riquisimo y con ingredientes que son faciles de conseguir.
    Con respecto a la cancion que es muy linda la conoci con la voz del cantante Mexicana Jose Jose y tambien la canto Cristian Castro hace unos años atras.
    Buena musica, linda poesia y una receta riquisima que mas se puede pedir!!
    Besos y con tu permiso me quedo por aca!!


    ResponderEliminar
  49. Tanti piatti meravigliosi in questo post !

    ResponderEliminar
  50. Nos descubres y alientas bocados de gourmet (zamburiñas, anchoas) y esa caldereta de cordero, tan bien aderezada y un emplatado acorde para despertar el apetito de los comensales…con esas dosis versadas de cariño que deja las rosas rojas de pasión que en este otoño, como casi siempre por el y con amor renacen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  51. Que rico y que ganas de preparar todo. Yo preparo una carne parecida.
    Besos

    ResponderEliminar
  52. hola Kasioles, menuda caldereta nos has preparado en esta entrada, no me extraña que te haya quedado de vicio, con ese marinado , el sofrito y el chup.chup.Te la puedo robar???? Gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  53. Una entrada hecha de delicias al paladar con la memoria de lugares hechos para el olfato y las papilas.Y esa nave del olvido, que buen bolero en guitarras. Me encantan las cuerdas, será porque tuve un dueto con un amigo entrañable, que tuvo que irse de aquí donde vivo, por razones económicas. Y el poema, siempre habrá una nostalgia para su razón: rosas. Y ahora si por la caldereta de cordero. Si se ve apetitoso en tus fotos, creo que al tener presente el plato, no quedarían dudas de lo que me gusta el cordero, en cualquiera de sus especialidades. Aquí, en Colombia, en una ciudad de Norte de Santander, de clima frío (Pamplona), se cocina buen cordero. Cuando paso por ahí, recalo a un restaurante típico y me plazco de cordero. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  54. Mi querida Kasioles, yo soy también de las que se echan a temblar al ir por carreteras de curvas.
    Me han gustado tus letras y esa espectacular receta del cordero ¡ummm, menuda pinta tiene y yo sin merendar!
    Mil cariños, guapa.

    ResponderEliminar
  55. Ay, qué buena pinta tiene esa caldereta. Seguro que con pan para mojar queda mejor aún... Un besote.

    ResponderEliminar
  56. Querida Amiga.
    Venho agradecer o comentário generoso que deixaste
    no meu blogue e desejar-te um Dezembro agradável e
    confortável.
    Reli o teu poema... «de um cariño que no muere...»
    Tudo bom para ti e teus.
    Abraço afetuoso.
    ~~~

    ResponderEliminar
  57. Que gusto me da leerte Kasioles aunque hoy casi me mareo con tanta curva 😉menos mal que esta caldereta me hace revivir 👌👌 y sin duda a unos sobaos no les hago un feo 😂😂besinos wapa

    ResponderEliminar
  58. Cuántos sitios visitaste, Kasioles, qué bien que pudiste aprovechar tanto la escapada.

    Y qué bien cocinas, este plato de carne se me antoja nada más verlo, entra por los ojos

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  59. Esas son las que nos gustan en la 🛵 😊
    Con este menú que nos dejas, no habrá quién se abroche luego el pantalón. Buenísimo todo.
    Siempre he creido que te seguía porque tengo tu enlace en la izd del blog, ahora ya sí te sigo.
    Te deseo una buena tarde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Kasioles, me encanta ese viaje, esos sobaos y quesadas...Recuerdo que mi padre vendía paja y lentejas a unos gallegos, que siempre nos traían quesadas y estaban buenísimas.
    Tu poema es la historia de amor eterna, que a todos nos encandila y nos llena el alma, amiga. Me alegro de que sigas leyendo y cuidando tu mente y tu corazón.
    Y ese cordero a la caldereta, que por Castilla la Mancha tiene mucho éxito...Hay muchas formas de hacerlo, pero la tuya me gusta,la veo jugosa y exquisita, amiga.
    Gracias por seguir alimentándonos el alma y el cuerpo. Es un placer visitarte, como siempre.
    Espero que tengas hermosos días con tu familia, seguro que si.
    Mi abrazo y mi cariño, Kasioles.

    ResponderEliminar
  61. Una delicia de plato el que nos has dejado esta vez, con todos los componentes de la receta debía estar buenísimo, por lo demás bonito poema, fantástica entrada. Un beso

    ResponderEliminar
  62. Cantabria es preciosa para desconectar. No me atrevería decir qué localidades son más bonitas porque sólo el campo y la naturaleza que las rodean ya merecen la pena una visita. Y qué decir de la gastronomía... Sólo hay que ver tus fotos para hacerse una idea.
    Un beso

    ResponderEliminar
  63. Que linda entrada, precioso poema, rica receta y me encantan las cartas a tu madre, yo aún siento a la mía en mi corazón cada día, nunca se van para nosotras. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  64. verdaderamente es una gozada entrar en tu blog, y aunque son las 16,07 y he comido y tomado café, ver las fotos de preparación de tus platos animan a revolucionar mis jugos gástricos

    ResponderEliminar
  65. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  66. ¡Hola Kasioles! Aparte de la caldereta de cordero, te diré que tus escritos me han transportado y emocionado. Estoy estudiando oposiciones y no tengo tiempo ahora para moverme por los blogs, pero he querido visitarte y la verdad es que me ha cargado las baterías. Gracias por hacernos sentir. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  67. Bonitos lugares para visitar, me presta mucho leer tus poemas. Yo casi no como carne pero el cordero tiene una pinta buenísima y la salsa estupenda para mojar pan. besinos

    ResponderEliminar
  68. Muy bello lugar has visitado Liérganes y la anchoas y zamburiñas tienen una pinta muy buena. Además habrás degustado una buena quesada y esos sobaos que están divinos en ese lugar. La caldereta de cordero es un buen manjar para cocinar cuando nos reunimos en familia, gracias por la recete. Un abrazo.

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS......